Charlotte Bobcats: Tocados y hundidos

Cita el refrán que después de la tempestad siempre llega la calma, y eso es con lo que más ansían ahora mismo los Charlotte Bobcats a día de hoy, la vuelta a la normalidad. Con un triste record de 7-59 (10,6%) los Bobcats se convirtieron en el peor equipo de la historia de la NBA superando a los Sixers de la temporada 71/72 que ostentaron un balance de 9-73 (10,9%). Temporada nefasta tanto en el aspecto deportivo como en el directivo y siempre con el pensamiento presente de que finalizara la temporada lo antes posible.

Empezaba la temporada con un “look” bastante renovado. Gerald Wallace y Stephen Jackson, los motores del equipo en los ultimos tiempos ya no permanecían en la franquicia y a cambio se habia apostado por el talento joven y descarado de Kemba Walker y Bismack Biyombo en el Draft. A ello había que sumarle las incorporaciones de Corey Maggette y Byron Mullens.
Las expectativas eran bastante optimistas e incluso se soñaba con la posibilidad de repetir los ansiados Playoffs con los que se llegó por primera vez en la historia de la franquicia en 2010 bajo el apellido “Bobcats”, pero todos esos objetivos y sueños se desvanecieron muy pronto, demasiado pronto. En cuestión de días se derrumbó todo el castillo de naipes.

Todo eran derrotas y más derrotas y el mal ambiente se había apoderado de la franquicia de North Carolina. Todo el mundo se había contagiado de la dinamica negativa del equipo, el entrenador Paul Silas dejaba el mando a su asistente e hijo (Stephen Silas) al frente de varios partidos al ver que el no podía solucionar lo que estaba ocurriendo. La afición apenas acudía al pabellón y la afluencia de público disminuía de forma considerable con el paso de los partidos. Y la plantilla mostrando partido tras partido una dejadez total y una actitud no propia de un jugador de baloncesto profesional. Pero…si bien es cierto que no se puede sacar nada positivo del colectivo sí que lo podemos hacer en el apartado individual. Y es que, aunque parezca mentira, solo unos pocos se salvan de la quema. Se tratan de los “rookies” Kemba Walker y Bismack Biyombo, que si algo han demostrado en todos los partidos es garra y ganas de agradar y el ya “veterano” Gerald Henderson, jugador que tras la marcha de Gerald Wallace asumió el rol de jugador franquicia y hasta ahora no ha defraudado. Todos los demás han sido un cero a la izquierda.

Pero si de verdad queremos hallar al culpable de la terrible situación actual de los Charlotte Bobcats, ese es sin duda el señor Michael Jeffrey Jordan. Tan grande como jugador y tan sumamente penoso como encargado de gestionar y dirigir una franquicia NBA. Lo hizo en Washington Wizards y ahora lo está volviendo a hacer en Charlotte Bobcats a base de malas elecciones de Draft y de traspasos que no tienen ningún sentido. Un ejemplo de ello fue el traspaso que realizó a finales de Febrero de 2011 en el que mandaba a Gerald Wallace a Portland a cambio de Dante Cunningham, Sean Marks y Joel Przybilla. Sean Marks no llegó a jugar ningún partido con la elástica de los Bobcats ya que fué inmediatamente cortado, Przybilla solo llegó a jugar 9 partidos y ahora se encuentra en Portland y Dante Cunningham se encuentra actualmente en Memphis Grizzlies. Operaciones como esta son las que ha llevado el señor Jordan a la ruina deportiva a estos Bobcats.

Se rumoreó hace un par de meses la opción de que abandonaría el equipo si estos no mejoraban considerablemente en un futuro, pero rápidamente lo desmintió. Confiemos en que no suceda. Carolina del Norte necesita una franquicia potente en la NBA como ya lo fueron los Charlotte Hornets y como lo están siendo actualmente las universidades del estado (Duke Blue Devils y UNC Tar Heels). La clave está en aprender de los errores que se han cometido. Hay tiempo para arreglarlo, pero no mucho. La verdadera andadura de los Bobcats en la NBA empieza el día 28 de Junio del 2012. Día en el que sabremos que jugador escogen en el Draft en la selección número 2 y que nuevo entrenador.Solo falta sentarse y a esperar que le depara a los Charlotte Bobcats para la proxima campaña. Poco más. ¿El futuro? Totalmente impredecible.

Por Miquel Climent (@@miquelCS7 )

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Bismack Biyombo, Bobcats, Byron Mullens, Corey Maggette, Gerald Henderson, Gerald Wallace, Kemba Walker, Michael Jordan, Miquel Climent. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Charlotte Bobcats: Tocados y hundidos

  1. Daniel Fernández Arias @dani93fdez dijo:

    Bien, el artículo está bien pero podrías haber resumido brevemente las temporadas de los rookies de nuestros `Cats, tanto con sus luces como con sus sombras. Y después, es verdad que Jordan es un mal ejecutivo pero cansa ya tanto ataque contra él, para mí esta temporada la culpa es más del Mr. “Horchata en las venas” Paul Silas, pero insisto en general me parece que tu artículo está bien.

  2. BasketOnly dijo:

    Buen análisis de la situación actual de Bobcats. Pero creo que la próxima temporada, salvo mayúscula sorpresa, la cosa mejorara algo pero no mucho. Todo el peso del equipo se esta dejando en jugadores demasiado jóvenes, Kemba, Biyombo y el pick2 de este draft, lo que puede hacer que la inexperiencia pase factura. Si a todo esto le sumamos un entrenador que seguramente no será de primer nivel, parece que esto estaba supeditado al pick1…
    Una cosa que me da “miedo” es las operaciones que pueda hacer Jordan de aquí al draft, ya se están oyendo rumores de traspasos de elección y tal…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s