Baron Davis, the big warrior.

Abandono en camilla, resultado: tres ligamentos rotos y una rótula dislocada. Esto es lo que podría acabar con la carrera de un jugador de lo más espectacular y carismático cómo lo es (y ha sido) Baron Davis.

Resumen de la jugada: Baron sale al contragolpe y al realizar los pasos de entrada a canasta, su rodilla hace un extraño y Davis cae en el parqué, desatando una imagen terrible ante las miradas de los jugadores que figuraban en pista en aquel mismo instante, entre ellos, LeBron James que, mediante una cara de preocupación, sabía perfectamente que a ‘Too Easy’ le había pasado algo muy grave. Al base se le había dislocado la rótula, que probablemente acabe con su gran carrera profesional.

En poco tiempo, los comunicados médicos no eran nada optimistas. Las caras de preocupación y quizás, de tristeza, de los médicos que estaban y salían de la enfermería del mítico Madison Square Garden, eran evidentes. Al día siguiente, se hizo el comunicado oficial de que Baron Davis iba a estar 12 meses sin baloncesto.

Ya de pequeño, concretamente, a los 5 años, Davis ya jugueteaba con el balón naranja gracias a su abuela. Ya con un poco más de edad, obtuvo una beca Crossroads School de Santa Monica (California). Allí, forjó una amistad que a día de hoy todavía perdura con la actriz californiana, Kate Hudson, en la que fueron compañeros de clase en dicha época. Años después emigraría al peligroso barrio de Queens (New York) para estudiar en el high school de Christ The King HS, dónde ahí fue invitado para jugar en el prestigioso combinado del McDonald’s All-American Game en 1997, dónde había muchachos que años después acabarían jugando en la NBA cómo Ron Artest, Larry Hughes, Shane Battier y Elton Brand, además de que acabaría siendo el ganador del concurso de mates a pesar de ser el más bajito.

Después de acabar en el High School, B-Diddy tuvo ofertas de universidades cómo la prestigiosa UCLA, Kansas y Georgia Tech. Davis finalmente se decantó por UCLA. Allí, Davis promedió unos números más que decentes, con una lesión de ligamentos de rodilla en el primer año inclusive, en la que acabaría recuperándose para su segundo año además de volver a un gran estado de forma. Además, nos dejó una de las mejores jugadas.

El tiro exterior del equipo contrario se estrella en el aro, mientras que un palmeo del pívot de los Bruins se va hacia las manos de Baron Davis que inició el contraataque y…”¡Sit down man, sit down!” Tanto la grada cómo el mismo banquillo de los californianos era consciente de lo que acababa de realizar B-Diddy. Se pasó el balón por detrás de la espalda dejando sentado al defensor que le esperaba en la línea de tiro libre para defender la entrada a canasta y finalizando con un mate a dos manos, culminando una jugada para el recuerdo. Los comentaristas de tal partido, exclamaron: “Are you kidding me!?”

Después de su segundo año en UCLA, decidió dar el paso al profesionalismo y se presentó al Draft, siendo elegido en el Top3 gracias a los Charlotte Hornets. Ahí coincidió con otros míticos cómo el ‘orejudo’ David Wesley y Eddie Jones, hasta que se tuvo más protagonismo en su segunda temporada. Ya cómo año y señor, logró liderar a los Hornets hasta tres veces a los Playoffs, consiguiendo un máximo resultado de unas semifinales de conferencia. Entre aquellos años, sufrió el traslado de los Hornets de Charlotte a NOLA.

En 2005, tras unos rifi-rafes con el entrenador y por lesiones, fue traspasado a los Golden State Warriors a cambio de Speedy Claxton y Dale Davis. Entonces, poca gente sabía que Baron Davis daría sus mejores años de baloncesto en San Francisco, y además, con la extramotivación de volver al lado de dónde nació, en California.

Al lado de jugadores y de un entrenador que permitía al 100% el juego ofensivo, los Warriors se plantaron en Playoffs en el primer año de Baron Davis en la franquicia de la bahía de Oakland en el octavo puesto de la conferencia. Lo que no sabían es que en ésos Playoffs, acabarían derrotando al seed#1 de la conferencia Oeste, los Dallas Mavericks, en el que Dirk Nowitzki acababa de cosechar su primer MVP de su carrera.

Los Warriors enviaron a ‘pescar’ a los Mavs, gracias a un derroche ofensivo liderado por B-Diddy, que se sentía cómo en casa, con cercanía a sus amigos y su familia. Un equipo en alza, con Baron Davis, Jason Richardson, Matt Barnes, un jovencísimo Monta Ellis, Stephen Jackson y Andris Biedrins. En la siguiente ronda, los Warriors acabarían siendo eliminados a manos de los Utah Jazz por 4-1.

El año siguiente, los Warriors no se clasificaron para Playoffs y Baron Davis optó por irse de Oakland, firmando luego con Los Angeles Clippers con un jugoso contrato bajo sus brazos, dónde acabaría sin clasificarse ningún año para la postemporada y acumulando malos números y también varias lesiones. Entonces, Donald T. Sterling decidió traspasarle a los Cleveland Cavaliers a cambio de Maurice Williams.

En los Cavaliers, se reencontró con Byron Scott, su ex-entrenador en los Hornets. Davis decidió lucir el dorsal nº85 en honor a sus abuelos. Aun así, Cleveland estaba en horas bajas y sin referentes, y entonces Baron dio el salto de nuevo al mercado, sabiendo que en Ohio no tenía nada que ganar. Acabó firmando por los New York Knicks de Mike D’Antoni, y hasta la fecha, de Mike Woodson.

Con la lesión del emergente Jeremy Lin, Baron Davis salió a escena cómo base titular de New York, pero cómo me refería líneas arriba, la mala suerte le jugó una mala pasada con su maltrecha rodilla.

Pray for Baron. Gracias por hacernos disfrutar del ‘We Believe’ y vuelve pronto.

Por Oscar Périz (@OscarPeriz)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Baron Davis, Hornets, Knicks, NBA, Oscar Périz, UCLA, Warriors. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s