287

287. Ya es oficial. Ése es el número que, por si a alguien le queda alguna duda, da fe de posicionar a Roger Federer en el mejor jugador de la historia tenística. Corría el verano del 2010 cuando Rafael Nadal le quitaba a Federer el trono donde a todo tenista le gustaría llegar alguna vez, donde puedes pensar aquello de ‘no hay nadie en la faz de la tierra que domine mejor el grip que yo’ y donde se siente un enorme alivio al mirar por encima de uno mismo en la clasificación y ver eso que ven los números 1: nada.
En aquella época estival a la que nos referimos, al maestro suizo sólo le quedaba una sola semana para igualar el récord de Sampras de 286 semanas al frente de la clasificación, pero el destino quiso que se convertiera en eso, en un -1. Supongo que se debe sentir algo parecido al quedar a una sola centésima del tercero en los 100m de unos JJOO, o a perder varios años una liga (qué sé yo, en Tenerife por ejemplo) en la última jornada. Son esos momentos en los que la línea del ‘casi’ hacen que te conviertas en un Bubka del tenis o en un Beloki de la vida. Federer, tras dos años, ha dejado a un lado la medalla del mejor chocolate suizo para pasar a ser, como dicen los americanos, la cabra, the GOAT (Greatest of all times).
Todo esto pasó después de una final de Wimbledon nada habitual teniendo en cuenta los últimos años. Sin un Nadal que cayó en segunda ronda y con un Reino Unido volcado en la posible victoria de su mejor jugador: Andy Murray. Una posible victoria británica que se quedó en eso: en posible. El de Basilea ganó con autoridad debajo del techo de la central, para mal de aquellos espectadores que habían pagado hasta 10.000 libras en reventa por ver la final, para mal de los casi 20 millones de espectadores, para mal de Adidas y Head (que habían prometido suculento dinero a Murray si ganaba) y para David Cameron, que había decidido poner la bandera de Escocia en Downing Street (¡con lo que ello puede suponer para el pueblo inglés!). El resultado ya lo conocen y, cómo dijo Milos Raonic tras acabar el partido, ahora Roger Federer tiene más trofeos de Wimbledon en su casa que toallas puede tener mucha gente en su armario.
Ah..y por cierto..los que sí que ganaron fueron los de Intermon Oxfam. En 2003 un británico apostó 1700€ a que Federer ganaría siete Wimbledons, una locura absoluta. Hace tres años Newlife, el británico arriesgado, murió y decidió poco antes de morir que, en caso de ganar la apuesta, el premio iría a manos de la ONG Intermon Oxfam. El drive de Murray que se iba al pasillo significaron 115.000€ para la ONG.
Por Fran Arnau (@FranRF17)
Publicado en Fran Arnau, Roger Federer | Deja un comentario

ANÁLISIS DE LOS PRINCIPALES JUGADORES NCAA PRESENTADOS AL DRAFT.

A falta de un par de días para que se celebre el draft 2012 de la NBA y con los picks ya decididos para cada equipo, es un buen momento para analizar a los principales jugadores que darán el salto de la NCAA a la NBA, nos centramos en los que supuestamente van a ser primera ronda. Obviamente aquí no vamos a tratar de acertar qué equipo draftea a quién, es una lista aproximativa por la que podemos guiarnos.

Anthony Davis.  Power Forward. 208 cm. Procedencia: University of Kentucky. Freshman. Año: 1993 Twitter: @AntDavis23

Davis ha sido como un huracán esta temporada. En Kentucky, Calipari ha conseguido un año más una de las mejores clases de recruitings y jóvenes talentos con los que terminaría ganando el NCAA Tournament en New Orleans, y sin ninguna duda, el que más ha tenido los focos encima ha sido este freshman de brazos interminables. Davis es uno de los jugadores mejor dotados físicamente para este deporte a día de hoy y su huella en la NCAA ha sido desde principio a fin, gigante, destacando en todos los aspectos del juego en una temporada soñada tanto para él como para el grupo de jugadores que formaban este año el equipo de Kentucky. Davis ha liderado a estos Wildcats a una temporada perfecta, con un balance de 25-1 de victorias (11-0 en su conferencia SEC) y parece que hay unanimidad desde hace meses en que debe ser el número uno de este draft.

Davis es un jugador muy completo, corre la cancha extremadamente bien, es muy veloz, con un movimiento de pies muy elegante y rápido y tiene una fuerza en su tren inferior espectacular. Tiene la envergadura correcta para dar el salto al siguiente nivel NBA y con una buena base para seguir mejorando su musculatura. Una de sus mejores virtudes es su gran conocimiento del juego, un nivel alto de IQ baloncestística, es un jugador muy versátil e inteligente se encuentre en la zona de la cancha en la que se encuentre, con un control del cuerpo parecido al de un guard (de hecho en sus años más mozos antes de pegar el estirón jugaba de point guard), algo impagable para un hombre alto a día de hoy. Davis no fue el jugador más importante en UK en cuanto anotación, pero sin embargo ha terminado la temporada con un 67% de acierto en sus tiros de 2, ya que su juego cerca de la canasta es imparable pues sabe utilizar su cuerpo muy bien y le permite encontrar siempre la mejor opción para anotar. Todavía tiene muchos detalles en la parte ofensiva que mejorar, como su juego en el poste bajo cuando pone el balón en el suelo de espaldas a canasta, su juego de pies y su mecánica de tiro, que aún no siendo mala (tiene un 71% de acierto en tiros libres) tiene margen de mejora. Davis es imparable de cara a canasta, ya sea finalizando jugada o buscando al compañero ya que tiene una gran visión del juego (sobre todo al contraataque) y no es nada egoísta. Detalles de su arsenal ofensivo que tendrá que pulir en este sentido serán el manejo de balón, el pase de balón en estático y su mecánica de tiro.

Sin embargo, en el lado defensivo, hay que decir que Davis es un dominador absoluto. Sin duda el jugador que más impacto tiene en la defensa de todo el circuito universitario, líder absoluto en tapones esta temporada NCAA (y pulverizando todos los récords en tapones en la historia de Kentucky), promediando casi 5 tapones por partido. Más allá de los números, Anthony Davis posee la combinación ideal de físico, intensidad, inteligencia e instinto. Sin duda es una presencia defensiva e intimidadora espectacular, tiene todas las herramientas para ser (y lo es ya a nivel NCAA) un taponador e intimidador muy importante, y puede solo con su presencia cambiar tiros a los que no llega a taponar.  A pesar de la gran intensidad y agresividad con la que juega, no ha caído en faltas tontas a menudo, tan solo 2.6 faltas por partido de media. Su buen dominio de su cuerpo y del movimiento de pies puede defender y cambiar a su par por un jugador exterior sin ningún problema, lo que le hace que su sombra se alargue en todos los sentidos cuando su equipo está defendiendo, esos brazos interminables este año en Kentucky han sido uno de los mayores miedos de sus rivales a la hora de atacar la canasta. Quzás el área que más tenga que mejorar de cara a la NBA es la defensa 1 vs 1 en el poste, ya que le cuesta contener a interiores más corpulentos cuando le buscan en el poste bajo.

Con todas estas armas tenidas en cuenta, hay que decir que el mejor aspecto de Davis de cara a ser el número 1 en el draft de este año es su actitud, afrenta los partidos de manera seria, madura y siempre pendiente de todas las incidencias que suceden en la cancha, y como ya hemos dicho antes, tiene una alta IQ baloncestística, es un gran conocedor del juego y parece que siempre hace lo correcto en cada momento, algo sorprendente para ser tan joven. No tengo ninguna duda que Davis será el número uno del draft y recalará en los New Orleans Hornets, donde deberá empezar a dejar huella desde el primer día y a crecer como jugador NBA.

 STATS: 14.3 ppg, 10 rpg, 4.6 bpg

http://www.youtube.com/watch?v=UUcA7kQIclA&feature=player_embedded

Thomas Robinson. Power Forward. 205 cm. Procedencia: University of Kansas. Junior. Año: 1991. Twitter: @TRobinson0

 

Thomas Robinson ha sido una de las grandes figuras esta temporada, siendo el pilar sobre el que los Jayhawks han trabajado para llegar hasta la final del NCAA Tournament, donde perderían contra los Wildcats de Anthony Davis y compañía. Tras vivir a la sombra de los hermanos Morris (Markieff y Marcus) en sus dos primeras temporadas en Kansas, prefirió no presentarse al draft 2011 para terminar por convertirse en una estrella en su año junior, y así fue, ha terminado firmando una temporada casi perfecta y sin duda será top 5 para el próximo draft. Hay que remarcar que durante sus dos primeros años de carrera NCAA sufrió reveses muy duros (pérdida de muchos familiares) y aún así ha sabido rehacerse, lo cual demuestra una fortaleza mental impresionante para un chico joven.

Robinson se ha convertido en su tercera temporada en uno de los jugadores más dominantes de todo el circuito universitario, liderando de manera sorprendente de menos a más a unos Jayhawks que sobrepasaron la mayoría de expectativas que había puestas en ellos. Su gran físico, envergadura, fuerza, agilidad y su gran capacidad de trabajo le convierten en un jugador preparado para la NBA, donde tendrá margen de desarrollo (quizás uno de los mayores potenciales en cuanto a talento de todo el lottery pick) y podrá hacer impacto desde el primer día, sobre todo en la faceta reboteadora, donde se ha convertido en un especialista en su etapa NCAA. Robinson posee una gran velocidad, rapidez para un jugador de su envergadura, y a pesar de no ser demasiado alto tiene una masa muscular muy buena y sabe utilizar bien su cuerpo, posee un muy buen arranque en carrera y es difícil de parar al contraataque. Hace un trabajo genial volcando el juego interior siempre hacia él, y a pesar de no ser el más letal ahí, ha mejorado bastante su juego de pies y consigue muy a menudo un tiro de cara a canasta, y aun no teniendo buena fama de pasador tiene una gran visión del juego que siempre le hace encontrar al compañero solo cuando el equipo lo necesita o cuando la defensa le asfixia. También ha conseguido mejorar mucho su rango de tiro, y a pesar de tener que mejorar sus porcentajes, su mecánica es buena y tiene margen de mejora de cara a dar el salto a la NBA. Robinson es un jugador muy atlético y su gran combinación de talento, trabajo y su relación altura/envergadura le hacen ser uno de los grandes jugadores en los que fijarse de cara a los próximos años en la NBA. A pesar de parecer el típico power forward atlético, que juega bien el pick n roll y trabaja de maravilla bajo tableros, tiene una IQ  muy alta, tiene un conocimiento del juego muy grande y un estilo de juego muy refinado para ser un jugador de su envergadura. Tiene un buen arsenal ofensivo, aunque tiene mucho que mejorar en su juego de pies y en sus movimientos en el poste, hace un buen trabajo ganando la posición de cara al tiro a canasta. Tiene un gran carácter competitivo y siempre sale a intentar dominar, aunque no tenga un buen día de cara a canasta ha demostrado estar siempre involucrado y trabajando bajo los tableros. Sin duda su punto más fuerte del juego es su gran habilidad reboteadora (segundo mejor reboteador de la NCAA esta temporada), ya que tiene un gran instinto y parece estar siempre bien colocado en el momento del rebote, combinando su gran físico, su inteligencia e intuición, ya en su temporada sophomore demostró, aún teniendo minutos muy limitados, tener un don en ese sentido, y este año terminó por demostrarlo, como indican sus estadísticas de 11.9 rebotes por partido. Su punto débil más claro viene en el aspecto defensivo, que trasladado al nivel NBA le va a costar desarrollar, ya que a pesar de tener buen físico para defender parece que le cuesta mucho aguantar a sus rivales en el poste (como si fuese con miedo de hacer faltas casi siempre) y donde a menudo se ha visto superado por interiores de menos nivel. Tampoco es un gran intimidador en la pintura en cuanto a tapones y tiene mucho que mejorar en los cambios de defensa a jugadores exteriores y en situación de pick n roll. También tiene que mejorar su juego sin balón y cuidar mejor las posesiones, ya que ha promediado casi 3 pérdidas por partido en esta temporada.

Teniendo esto en cuenta, hay que decir que Robinson es un gran jugador y como mínimo será un gran reboteador (seguramente sea su primera tarea como rookie) y un “cuatro” con capacidad de jugar bien el picknroll y de tiro de media distancia, pero sin duda tiene mucho campo de mejora, junto con Davis pocos jugadores tienen el potencial de Robinson en esta clase de draft, ya que está en proceso de mejora en cuanto a sus armas ofensivas, por lo que no se puede considerar a Thomas como un jugador hecho ya, si lo hace bien y cae en un equipo donde poder progresar, sin duda se convertirá en un gran ala pivot en un futuro próximo para la NBA, potencial tiene de sobra.

STATS: 17.9 ppg, 11.9 rpg, 1.0 bpg

http://www.youtube.com/watch?v=Dpzna9UZazQ&feature=player_embedded

Bradley Beal.  Shooting Guard. 193 cm. Procedencia: University of Florida. Freshman. Año: 1993. Twitter: @RealDealBeal23

 

Beal es seguramente el jugador exterior con más potencial de cara a la NBA de toda la clase de este draft 2012. Tiene multitud de recursos muy golosos para cualquier equipo de la NBA, destacando su buena mecánica de tiro, su defensa y sobre todo su gran IQ baloncestística (es un jugador muy muy listo y tiene un gran conocimiento del juego), con lo que aún con mucho margen de mejora, seguro que hace impacto inmediato en la NBA ya sea como titular o como role player.

Beal ha sido el mejor jugador de unos Gators que han ido de menos a más, llegando a Marzo en un momento de forma brutal, colándose en la elite 8 de la March Madness, y sin duda Beal fue el estandarte de los de Florida, mostrando un gran nivel a final de temporada, llegando a integrarse en el mejor quinteto de la SEC. Beal es un jugador muy inteligente, maduro y con una buena ética de trabajo para un chico de su edad, muy competitivo y con ese gen “ganador” tan importante, un carácter y una mentalidad muy positiva de cara a ser importante en la NBA. Beal también tiene la envergadura, el físico y la altura correcta para su posición de cara a dar el salto a la NBA, donde sin duda tendrá que pulirse pero tiene el cuerpo preparado para pelearse con otros exteriores fuertes con los que se enfrentará en la NBA, por lo que podemos afirmar que su capacidad defensiva es buena, aún tiene que pulir muchos detalles pero es un buen defensor de perímetro. Una de sus mejores armas y que se esperan que desarrolle hasta el máximo cuando de el salto, es el tiro, tiene una mecánica y una velocidad de tiro muy buena, y a pesar de que sus porcentajes de tres (34%) no sean muy buenos sin duda es una de sus mejores armas y es algo que mejorará con el rango de tiro exterior en la NBA, es capaz de tirar tras bloqueo, en catch and shoot, tras bote, con el defensor encima, da igual, siempre consigue sacar un buen jump shot. Otra de sus virtudes es el juego sin balón, no es un jugador que necesite amasar mucho balón para ser importante en los partidos, también posee una gran visión del juego en cada momento y sabe mover bien el balón para ser un escolta, destaca su manejo de balón, que sin ser excelente, es bueno con ambas manos. Otro aspecto que ha demostrado dominar muy bien es el rebote, con un sorprendente 6.7 rebotes por partido en su temporada en Florida, y es que ya decíamos que era un gran defensor y un jugador muy inteligente, siempre centrado, algo que ha aprovechado con su envergadura para demostrar que es un gran trabajador bajo tableros. Pero también hay que resaltar sus flaquezas y puntos a mejorar, por un lado, a pesar de considerarse un buen defensor de perímetro, se debe más a su intuición y a su buen timing y conocimiento del juego más que por su físico, y a veces se le ha visto algo perdido en las tareas defensivas, sobre todo los primeros meses de competición en Florida. También hay que decir que como ya observamos antes, tiene una gran mecánica de tiro pero las estadísticas le delatan desde el triple, donde se ha visto muy irregular en momentos importantes, algo que no tengo ninguna duda que mejorará en la NBA, al igual que lo haría si se quedase un año más en la NCAA. Quizás su mayor defecto sea la falta de explosividad de cara a la NBA, donde muchos le comparan con gente como Eric Gordon, Ray Allen o OJ Mayo, pero sin embargo parece que no tiene esa chispa necesaria para encarar a su par como los citados, que sin duda son más rápidos y tienen mucho mejor dribbling, algo que Beal va a tener que trabajar mucho.

Dicho todo esto, Beal es quizás el guard con más talento y potencial de este draft para hacer impacto en la NBA desde el primer día. Supongo que al principio se limitará a tirar y a defender pero sin duda con algo de tiempo y su buena ética de entrenamiento se convertirá en un shooting guard polivalente.

 STATS: 14.6 ppg, 6.7 rpg, 2.2 apg

http://www.youtube.com/watch?v=KI5TVCJuY3s

 

Michael Kidd-Gilchrist. Shooting Guard/Small Forward. 200 cm. Procedencia: University of Kentucky. Freshman. Año: 1993. Twitter: @MikeGillie14

Kidd Gilchrist ha tenido la temporada soñada para cualquier freshman que debuta en la NCAA, siendo uno de los pilares básicos de los Wildcats campeones de Calipari. MKG tiene un físico y una envergadura privilegiada para jugar en la NBA, y ya demostró que a nivel NCAA es dominante a más no poder, con un cuerpo para un alero que muchos jugadores NBA querrían tener. Gillie ha demostrado esta temporada ser un jugador completo, un físico privilegiado para esto, y aunque quizás no fuese el jugador que más brillaba en los highlights de los partidos, siempre era uno de los más importantes, es un jugador con una gran ética de trabajo (se dice que incluso en las vacaciones de navidades era el primero en aparecer de sus compañeros antes de las 7 de la mañana para entrenar), con un gen ganador de los buenos y que no necesita tirar a canasta ni hacer jugadas espectaculares para firmar un gran partido. MKG tiene el cuerpo perfecto para un alero de la NBA, una mezcla de físico, velocidad, potencia de salto, agilidad y “body control” perfecto, siendo un jugador imparable cuando encara la canasta en transición o cuando tiene que terminar cerca de canasta y absorber contacto físico contra defensores más duros, nunca se da por vencido cuando está cerca de la canasta. Gillie es un exterior muy completo, versátil en ambos lados de la cancha y juega siempre concentrado y con dureza, sin embargo tiene un gran conocimiento del juego (alta IQ), es un gran competidor, ganador, nada egoísta en la cancha y que parece que siempre está haciendo lo correcto para que su equipo vaya a mejor, ya sea ayudando en el rebote ofensivo, buscando al compañero solo, buscando contacto físico para cargar de faltas al rival y buscar el tiro libre (donde ha promediado un buen 75% de acierto esta temporada), por lo que podemos decir que es un jugador inteligente que lo ha demostrado con su buen juego sin balón y por su capacidad pasadora, muy buena para ser un PF y tan joven. Pero sin ninguna duda, el mejor aspecto del juego de MKG es su capacidad defensiva, quizás el mejor de este draft para aquellos que busquen un defensor de perímetro, este año Calipari le ha encomendado el defender siempre a la estrella rival, ya fuese un base o un ala pivot, le daba igual, MKG siempre respondió usando su buen físico para parar a los rivales. Ha demostrado ser un jugador muy maduro para su edad en los aspectos defensivos, destacando siempre por estar atento a todo, ya sea para taponar, robar balones o rebotear (promedió 7.5 rebotes por partido), siempre atento y bien colocado. Obviamente, Kidd Gilchrist todavía tiene detalles que pulir en su juego a pesar de ser un gran “all around player”, pero es cierto que no es un jugador que a día de hoy pueda aportar mucho en la parte ofensiva, por lo que el equipo que le draftee no va a buscar un anotador como suele ocurrir en los puestos altos del draft. MKG tiene que mejorar su capacidad anotadora, sobre todo su tiro, principalmente el exterior, donde su aportación es casi nula (25% esta temporada) para ser un jugador de perímetro; su mecánica de tiro tiene mucho que mejorar, desde la posición de los pies hasta su suspensión para el tiro, sin duda esa es su mayor flaqueza a día de hoy.

Con todo esto, hay que decir que no hay ningún jugador exterior en este draft más preparado para tener buen rendimiento y minutos en la NBA, con un físico, envergadura y pasión por el baloncesto privilegiados, quizás su campo de mejora no sea demasiado, pero está bien preparado para dar el gran salto (a destacar su pánico a las cámaras y a las entrevistas, donde siempre parece que se queda mudo y no consigue articular palabra, detalle que está mejorando con un logopeda y psicólogo, ya que en la NBA las entrevistas y cámaras de tv están a la orden del día). Por lo tanto, exceptuando su mala mecánica de tiro y varios detalles que tiene que añadir a su arsenal ofensivo, estamos hablando de un jugador que aportará trabajo, defensa e intangibles en cada momento desde el primer día en la NBA. Debería ser top 5 sin ningún tipo de duda.

 STATS: 11.8 ppg, 7.6 rpg, 2.0 apg

http://www.youtube.com/watch?v=bOzb2-WghjY

 

Harrison Barnes. Shooting Guard/Small Forward. 202 cm. Procedencia: University of North Carolina. Sophomore. Año: 1992. Twitter: @HBarnes

Harrison Barnes irrumpió la temporada 2010/2011 a partir de la segunda mitad del curso, firmando una gran final de temporada, quedándose a las puertas de la final four de la March Madness. Al final de temporada muchos creían que se presentaría al draft, sin embargo, decidió quedarse un año más en UNC para “ganar un campeonato NCAA antes de dar el salto a la NBA”. Junto con los Kentucky Wildcats, Barnes y sus Tar Heels eran los máximos favoritos esta temporada para terminar alzándose en Marzo con el trofeo NCAA, sin embargo, pronto empezó a quedar claro que UNC no estaba al mismo nivel que otros equipos como Kentucky o Syracuse. Los Tar Heels terminaron firmando una temporada bastante buena, pero no fue lo esperado (a las puertas de la final 4 un año más), quizás la misma sensación que ha dejado Barnes, firmando una buena temporada y muy grandes actuaciones pero poco consistente, desaparecido en varios tramos de partidos importantes. Barnes terminó la temporada como máximo anotador de los suyos y fue incluido en el primer quinteto de la ACC, pero su mal final de temporada en la march mandess (hay que decir que UNC tuvo problemas a final de temporada con las lesiones de dos de sus pilares como Kendall Marshall y John Henson). Barnes es un jugador con mucha clase, un excelente tirador con una mecánica de tiro y una suspensión excelente, sin duda su mejor arma ofensiva, en la NBA podrá ser un fiable tirador exterior. Barnes también es un gran penetrador, buscando siempre el contacto físico para sacar la falta, gran finalizador cerca de la canasta y tiene arsenal para anotar desde cualquier sitio, a destacar su buen juego sin balón. Barnes también tiene un buen físico para un alero de cara a dar el salto a la NBA, sabe utilizar bien su cuerpo y coordina siempre bien sus movimientos cuando encara a canasta, su movimiento para el “catch and shoot” es una auténtica gozada. Hay que destacar que es un jugador muy inteligente y lo más importante, parece que se desenvuelve bien en los momentos calientes del partido, siempre la opción del equipo para resolver partidos en el “clutch time”, sabe asumir la responsabilidad y la presión cuando lo necesitan sus compañeros. En la parte defensiva, Barnes aprovecha su buen físico y su capacidad atlética para defender bien en el uno contra uno, tiene detalles que mejorar pero sin duda tiene capacidad para ser un defensor decente en la NBA, cabe destacar su buen hacer bajo los tableros, siendo un gran reboteador (5.2 reb esta temporada). En la parte negativa hay que destacar que no tiene un buen manejo de balón, carece de la explosividad y ese primer paso necesario para romper a sus rivales, algo que en la NCAA quizás no se notaba tanto, pero en la NBA le va a costar mucho más. Otro aspecto negativo es que amasa demasiado el balón y parece que le cuesta encontrar al compañero, cuando le llega un balón en ataque casi siempre se empeña en terminar él la jugada y en muchos casos perjudica al equipo cuando no está fino como hemos visto varias veces esta temporada, y eso puede desquiciar a los scouts, por lo que tiene que aprender a pasar más y mejor. Otro detalle que debe mejorar es no abusar tanto de su tiro de media distancia, que a pesar de ser bueno, a menudo tras dribbling le cuesta anotar y le falta consistencia y regularidad.

En definitiva, Barnes es un talento joven con detalles que pulir pero tiene mucho margen de mejora, y con un físico y un tiro tan bueno le hará ser un pick muy alto en este draft a pesar de su mal final de temporada.

 STATS:  17.4 ppg, 5.2 rpg, 1.0 apg.

http://www.youtube.com/watch?v=SAuvZdi7coQ&feature=player_embedded

 

Andre Drummond. Center. 211 cm. Procedencia: University of Connecticut. Freshman. Año: 1993. Twitter: @Dre_Drummond_

Andre Drummond es una bestia de la naturaleza, un físico y una envergadura que asustan, un cuerpo privilegiado de pivot dominante que dio el salto a la NCAA antes de terminar su ciclo en high school, por lo que en algunos aspectos se le ha visto muy verde esta temporada. Hay que decir que el desastre de temporada que ha firmando UConn, tanto en lo deportivo como lo extradeportivo, no han ayudado nada a su imagen. Por un lado, Drummond es un diamante por pulir muy interesante, un pivot que si consigue sacar lo máximo en la NBA será un gran dominador, tiene un físico, una envergadura y una movilidad para un hombre grande que le ponen en la misma tesitura que otros pivots como Andrew Bynum. Stoudemire o Dwight Howard. Por el otro lado, a Drummond le falta mucho por madurar, no ha demostrado esta temporada ni la mitad de lo que se esperaba de él, sobre todo en el aspecto ofensivo.

Drummond posee el cuerpo prototipo de un center bien formado de nivel NBA ya con sus 19 años, una buena mezcla de físico, rapidez y una excelente capacidad de salto y una gran movilidad en la cancha. Drummond también ha demostrado tener un buen manejo de balón para su edad, mejorando poco a poco su juego de espalda a canasta y con varios recursos cerca de canasta, donde casi siempre busca el mate (y lo consigue), pero hay que decir que también ha mostrado tener buen tiro de cerca, decente y rápido. Cabe destacar su buena lectura y ejecución del picknroll y su buen desplazamiento lateral, algo muy valioso para un jugador interior de su corte  También cabe destacar su buena capacidad defensiva, aprovechando su instinto y su agilidad con un físico tan privilegiado, sobre todo en la defensa en el poste, donde es un gran intimidador y taponador (2.7 tapones por partido esta temporada), sin duda toda una presencia interior de las que impresionan. Andre es un grandísimo reboteador, tanto en su canasta como en las de los rivales donde se le ve activo y puede conseguir rebotes ofensivos gracias a su gran movilidad y el buen uso de su gran cuerpo. Por otro lado, Drummond a mi personalmente y a los ojeadores de la NBA creo que también, crea muchas dudas porque tiene muchísimo potencial pero no parece que haya mostrado las armas que se preveían cuando dio el salto desde el instituto. Es un pésimo tirador de tiros libres (un 29% en la temporada), también tiene que mejorar y evolucionar en muchos aspectos de su arsenal ofensivo, mejorar su movimiento y juego de pies y de espaldas a canasta. Le cuesta mucho crearse espacios para el tiro, a pesar de no tener mala mecánica para ello. Ha tenido bastantes altibajos en su juego este año, le faltó ser más regular y consistente ya que hubo partidos de los que literalmente parecía desaparecido, tiene que mejorar su lectura del juego y su IQ baloncestística, no ha demostrado ser demasiado inteligente en la cancha. Uno de los aspectos que más preocupan es su madurez y su pasión por el juego, ha habido gente que le ha calificado de “vago” o de tener una rutina de trabajo algo dudosa, no sabemos hasta que punto eso es verdad pero sí que parece que a veces cuando el partido se pone cuesta arriba, él parece haber bajado los brazos, pero siendo un jugador tan joven es algo “excusable” ya que bajo un buen coaching (y no bajo el desastre que fue esta temporada toda la organización y el equipo de Jim Calhoun) tiene margen de mejora en su fortaleza mental.

Con todo esto dicho, hay que comentar que Drummond, en cuanto al aspecto físico parece estar más que preparado para tener un rol decente en la NBA desde el primer día, una presencia interior muy seria, pero lo que está claro es que tiene mucho potencial por explotar, y eso hace que mucha gente se plantee que pueda ser un “bluf” al estilo Kwane Brown, tan solo depende de él y de su ética de trabajo llegar a explotar o quedarse a medio camino, porque potencial tiene de sobra.

 STATS: 10 ppg, 7.6 rpg, 2.7 bpg

http://www.youtube.com/watch?v=bNvdH5Bzz_Y

 

Damian Lillard. Point Guard. 188 cm. Procedencia: Weber State University. Junior. Año: 1990. Twitter: @DamianLillard1

Lillard ha sido una de las mayores sorpresas de la temporada NCAA a pesar de jugar en un programa pequeño, destapándose como un anotador compulsivo, y donde tan solo una inesperada derrota a final de temporada en el torneo de conferencia vs Montana le privaron de disputar el NCAA Tournament en Marzo. Lillard ha sido el máximo anotador de la NCAA esta temporada, es un point guard rapidísimo y con un muy buen tiro, ya sea desde el perímetro, tras dribbling o creándose su propio tiro, pero también aprovecha su gran explosividad para encarar a canasta a una velocidad brutal, imparable sobre todo en transición. Como gran penetrador que es, aprovecha muy bien su cuerpo y envergadura para finalizar cerca del aro y suele sacar provecho de ello dirigiéndose muy a menudo a la línea de tiros libres. Tiene un gran conocimiento del juego y una IQ bastante alta, muy competitivo y con una mentalidad trabajadora muy buena de cara a la NBA. Sabe jugar sin balón de forma correcta, lo que puede ayudarle al equipo jugando en la posición de escolta, donde se aprovecha de su gran tiro exterior (40% en triples esta temporada). Una de sus características más interesantes es su buena lectura del picknroll, donde es muy rápido y siempre parece encontrar al compañero libre si no puede continuar con el picknroll. Como gran penetrador y jugador explosivo, su manejo de balón es muy bueno, muy ágil en este sentido. Su punto más débil de su juego seguramente sea su capacidad defensiva, donde está verde y se ve a menudo superado por rivales incluso inferiores físicamente, a veces parece que no esfuerza lo suficiente para parar a su par (aunque la mayoría de las veces esta temporada parece más un tema de cansancio, le cuesta volver atrás tras atacar la canasta). Otro aspecto en el que no destaca es en el rol de “playmaker”, no es un gran pasador y su visión de juego tiene que mejorar, pero siendo un base anotador quizás se podría esperar eso de antemano.

Lillard creo que está preparado para tener minutos como anotador desde el banquillo desde el primer día, al no ser un distribuidor nato, el equipo que le draftee se aprovechará de su gran capacidad anotadora y de su tiro, en este sentido me recuerda a Norris Cole, aunque dependiendo del equipo donde caiga tendrá una importancia mayor o menor. Sin duda Lillard es un jugador muy interesante para aquel que busque un anotador prolífico desde cualquier zona de la cancha y puliendo poco a poco esos detalles podrá tener un papel muy interesante como microondas desde el banco.

STATS:  24.5 ppg, 5.1 rpg, 4.0 apg

http://www.youtube.com/watch?v=MHBDW6tNcvo&feature=player_embedded

 

Jeremy Lamb. Shooting Guard. 196 cm. Procedencia: University of Connecticut. Sophomore. Año: 1992. Twitter: @OfficialJLmab3

La temporada 2010/2011 fue para Lamb una gran carta de presentación, ganando con UConn el NCAA Tournamente siendo la segunda referencia del equipo en ataque tras Kemba Walker. Su siguiente paso en la selección USA under 19 el verano pasado, siendo el máximo anotador del World Championship le pusieron de nuevo en lo más alto de las listas para los scouts de cara a la temporada 2011/2012. Sin embargo la temporada de los Huskies ha sido muy muy mala (8-10 récord de victorias en la Big East) y por supuesto cuando un equipo va mal, en la cancha se buscan responsables y Lamb siempre ha estado bajo ese foco esta temporada, y a pesar de haber mejorado y dado un paso adelante como gran anotador de los huskies, la mala temporada de Uconn y las sensaciones no demasiado buenas que ha dejado tras el draft combine, hacen que los scouts le vean con cierto escepticismo.  Jeremy Lamb es un gran anotador con una buena ética de trabajo que le hacen estar preparado para dar el salto al siguiente nivel,  tiene una gran envergadura y un buen tono físico para ser un escolta, jugador alto y muy atlético que sabe usar muy bien su cuerpo, su alta velocidad y su buen salto para anotar, ya sea en tiro tras step-back o tras recibir en el exterior. Lamb posee un gran conocimiento del juego y sabe moverse muy bien por la cancha, mucha fluidez, lo que le hacen un jugador muy interesante aún sin necesitar amasar mucho balón, siempre atento y tiene un buen timing y control de sus movimientos. Tiene un buen tiro de media distancia y de tres, sobre todo saliendo de bloqueo o pantalla, gran tirador tras el catch and shoot. Otro aspecto que gusta de él en los scouts es que le gusta asumir responsabilidades en los momentos calientes, manteniendo a raya la presión. Lamb también ha demostrado ser un excelente defensor exterior, rápido en las ayudas y en los movimientos laterales, siempre atento para puntear tiros del rival, jugador con un buen instinto en la parte defensiva. Pero a pesar de ser un perfil de jugador que gusta bastante en la NBA, Lamb ha demostrado que tiene campo de mejora y bastantes aspectos del juego que pulir, el primero es su físico, que a pesar de tener una buena envergadura y ser bastante atlético le falta ganar músculo para disputar al primer nivel en la NBA. También tiene que demostrar ser más agresivo con el balón en las manos para penetrar, y ese aspecto, el manejo de balón y del dribblin son partes del juego que tendrá que pulir, al igual que mejorar su visión de juego y de pase, algo que se le viene reprochando esta temporada, el implicar más a los compañeros. Otro aspecto que debe mejorar es su regularidad y consistencia en el juego, a veces parece que se borra, sobre todo en la parte defensiva, que a pesar de tener las armas para ser un gran defensor, esta temporada le hemos visto alguna que otra laguna.

Con todo esto dicho, Lamb tiene todas las armas para ser un jugador exterior muy aprovechable, es un jugador rápido y enérgico que aporta defensa y tiro desde el primer día y tiene mucha clase, si crece físicamente y va puliendo detalles de su juego ofensivo será un buen rol player con bastante protagonismo en la NBA a medio plazo. Lamb debería entrar dentro del loterry pick, muchos analistas le dan dentro del top 10 aunque yo no estoy tan seguro de que se merezca entrar tan arriba.

 STATS: 17.7 ppg, 4.9 rpg. 1.8 apg

http://www.youtube.com/watch?v=J_ASKLlDjWA

 Meyers Leonard.  Center. 215 cm. Procedencia: University of Illinois. Sophomore. Año: 1992. Twitter: @MLeonard_12

Leonard es uno de los jugadores más interesantes de esta clase para los equipos que busquen un verdadero 7 pies, un center con un cuerpo y una envergadura bestiales, con un gran potencial de cara a la NBA, lo cual no significa que sea una apuesta segura, puede ser un gran jugador o un auténtico bluf, tiene un gran margen de mejora. A pesar de la mala temporada de Illinois, el salto de calidad y productividad que ha dado Leonard de su año freshman a este como sophomre ha sido bestial. Meyers Leonard destaca por su gran cuerpo y su físico imponente, tiene la envergadura para desarrollarse como un center de importancia en la NBA, sin duda una gran presencia en la pintura. Leonard ha demostrado este año ser un gran jugador de espaldas a canasta, un buen juego en el poste y con un buen uso del gancho y también un buen pasador cuando se encuentra en el poste. Sabe usar bien su cuerpo en el aspecto ofensivo, muy ágil y rápido incluso en transiciones de un lado a otro Una de sus armas que más llaman la atención es su buena mecánica de tiro, tiene una buena muñeca y le hace ser un gran tirador de media distancia, muy destacado para ser un un jugador interior tan grande. También ha demostrado ser un gran reboteador y trabajador bajo los tableros, usando bien su cuerpo y su salto para ganar el rebote en ambos lados de la cancha; también es un buen intimidador a nivel universitario, una presencia a tener en cuenta siempre esta temporada para los equipos que se enfrentaban a los Fighting Illini (1.9 tapones por partido). Los contras en su juego son sin duda su nula capacidad de defensa en el poste, parece increíble que un chico con esa envergadura se vea superado y pierda en muchas ocasiones la posición en el poste bajo contra rivales físicamente muy inferiores y esa es una de las grande preocupaciones de los scouts de cara a dar el salto a la NBA. Otro aspecto que debe mejorar es su musculatura de cara a tener un buen crecimiento y minutos en la NBA, debe ganar peso para ser un center de garantías.

En definitiva, Leonard es un center de progresión con una buena planta y un cuerpo decente para desarrollar en la NBA, con muchas posibilidades de hacer las cosas bien si cae en un programa que no le presione por brillar desde el primer día, pero sin duda con ese cuerpo tendrá minutos y trabajo desde el primer día. Una temporada más en la NCAA para añadir nuevo y mejor repertorio a su juego sería lo ideal, pero creo que al final será un pick bastante alto de primera ronda, ha ido subiendo en los mocks draft hasta colarse en el lottery pick.

STATS: 13.6 ppg, 8.2 rpg, 1.9 bpg

http://www.youtube.com/watch?v=0LWNpaPEw6o&feature=player_embedded

 

Terrence Ross. Shooting Guard/Small Forward. 199 cm. Procedencia: University of Washington. Sophomore. Año: 1991. Twitter: @UWFlight31

Ross es un exterior muy completo y con mucho talento, ya demostró en su primer año en Washington, a pesar de salir desde el banquillo, que era un jugador a tener en cuenta, de esos que parecen hacerlo todo bien en cada momento, a pesar de que la temporada de los huskies no ha sido tan buena como se esperaba, Ross ha demostrado en esta temporada como sophomore ser un jugador muy preparado e inteligente. Es un jugador atlético con el cuerpo correcto para cubrir bien tanto la posición de 2 y 3 y por lo que hemos podido saber, ha impresionado a los equipos NBA con sus workouts privados, así ha ido subiendo en los mock drafts cada día.  Ross posee un buen físico, sabe utilizar muy bien su cuerpo, tiene una buena capacidad de salto, mucha agilidad y una rapidez espectacular. Ross ha demostrado tener una gran mecánica de tiro, sobre todo de media distancia y se espera que lo traslade en la NBA al tiro exterior, ya que es un gran tirador saliendo de bloqueos y sabe crearse además bien sus propios tiros sin tener que recibir en jugada, ya que posee un buen dribbling y su manejo de balón ha ido mejorando con el tiempo, por lo que en ataque es un jugador muy versátil. Ross es un jugador bastante inteligente, siempre atento en la cancha y con una gran capacidad de lectura del juego, lo que le hace ser un buen pasador y un jugador nada egoísta, siempre mirando por el equipo. En defensa también es un jugador bastante completo, puede cubrir sin mucho problema desde la posición de escolta hasta de power forward (al menos a nivel NCAA) ya que usa bien su envergadura y su físico para pegarse cuerpo a cuerpo a sus rivales, sin duda un defensor exterior muy destacable, sobre todo en esta temporada como sophomore donde se ha notado que ha trabajado más y mejor atrás. Ross tiene partes de su juego que tiene que mejorar y que viendo la progresión que ha tenido creo que lo hará en la NBA, tiene que ganar músculo para aguantar el alto nivel físico al que se va a enfrentar en la NBA, ya que a veces se le ha visto algo flojo cuando tiene que terminar jugada cerca de canasta. Otro detalle que tiene que mejorar (en este caso parece algo mental y de confianza) es su consistencia en el tiro, ya que hemos dicho que es un gran tirador pero depende mucho de sus rachas, pasa de una buena racha de tiros a una mala en muy poco tiempo, tiene que ser más regular en eso. Tiene que mejorar su juego cerca de canasta y añadir repertorio ofensivo más allá del tiro de media/corta distancia.

Sin duda Ross se ha convertido en una de las sorpresas en este draft, ya que ha mejorado mucho en esta temporada, mostrando cada partido una ligera mejoría en cada aspecto de su juego, por lo que se supone que si sigue con esa buena actitud de trabajo en la NBA debería seguir puliendo sus defectos, pero es un exterior completo y atlético que puede aportar tiro y defensa desde el primer partido.

 STATS: 15.3 ppg, 6.5 rpg, 1.4 apg.

http://www.youtube.com/watch?v=eZEiz90oLB4

 

Dion Waiters. Shooting Guard. 193 cm. Procedencia: Syracuse University. Sophomore. Año: 1991 Twitter: @dionwaiters3

Dion Waiters ha sido mi ojito derecho esta temporada, como buen amante de Syracuse y de un estilo de juego tan descarado como el de Waiters, el joven chico de Philadelphia me ha ganado y ha terminado por ser el mejor sexto hombre de toda la nación en la NCAA. Waiters firmó una primera temporada en Syracuse bastante mediocre, con problemas serios de peso y no teniendo una buena relación con el coaching staff de Jim Boeheim. Sin embargo, su temporada sophomore ha sido para enmarcar, dando de verdad la cara que se esperaba para un jugador top 20 de high school, convirtiéndose en el mejor sexto hombre para los orange. Waiters es un jugador bien formado físicamente, un buen cuerpo y envergadura para un guard, con buen tono muscular y un buen control del cuerpo que utiliza para terminar con fuerza cerca de canasta, sin preocuparle el contacto físico. También ha mejorado su tiro en esta temporada, ha depurado su técnica, tiene confianza y no se arruga cuando tiene que tirar en los momentos calientes, tiene un excelente tiro de media distancia y ha demostrado poder ser un tirador fiable desde el exterior aunque tendrá que mejorar de cara a la NBA. Waiters tiene destellos de gran penetrador NBA, tiene un primer paso mortal y encara a canasta con una agilidad y aceleración muy altas y además sabe jugar muy bien el picknroll para terminar siempre cerca del aro. Dion es un jugador muy versátil, con muchos recursos ofensivos tanto de lejos como cerca de tableros, penetrador agresivo y con un dribbling y un manejo de balón excelentes. A pesar de no ser un playmaker, no es nada egoísta y en transiciones rápidas siempre suele encontrar a un compañero, aprovecha los desajustes muy bien ya que tiene una lectura del juego y una IQ baloncestística muy destacables. Su punto débil que más preocupa es que no es un point guard al uso, tiene el físico pero no es un buen distribuidor ni director de juego y para jugar de 2 quizás le falte algo de estatura y envergadura, lo que le puede pasar factura de cara a la NBA, es un combo guard que tendrá que buscarse su hueco saliendo desde el banquillo para anotar y ser un buen sexto hombre. Otro aspecto a mejorar es su capacidad defensiva, parece que le cuesta concentrarse en tareas defensivas y a veces se vuelve demasiado temperamental y puede caer en faltas “tontas”, en la zona de Syracuse tan famosa de Boeheim se le veía algo perdido y con falta de ganas en el aspecto defensivo. También debe aprender a mantener la calma en los momentos importantes, ya que a veces parece algo precipitado sobre todo en el tiro exterior, pero eso es algo que seguramente a medio plazo termine por controlar, algo derivado de un estilo de juego temperamental y muy competitivo.

Waiters parecía que no iba a ser un pick muy alto (hace un par de meses era parte baja de primera ronda), pero poco a poco ha ido subiendo e impresionando en los workouts con los equipos y las noticias que nos han llegado últimamente es que algún equipo del lottery pick ha llegado a un acuerdo verbal con él de que le draftearán en esas primeras posiciones. Waiters es un jugador muy interesante para cualquier equipo que busque un anotador compulsivo y un buen sexto hombre como microondas y puliendo sus detalles se acabará afianzando como un combo guard muy versátil.

 STATS: 12.6 ppg, 2.3 rpg, 2.6 apg.

http://www.youtube.com/watch?v=YAnFWcnmXH4&feature=player_embedded

 

Austin Rivers. Shooting Guard. 193 cm. Procedencia: Duke University. Freshman. Año: 1992. Twitter: @AustinRivers25

A pesar de que no fue la temporada perfecta para el hijo de Doc Rivers, Austin fue de menos a más y nos dejó buenas muestras de porqué llegó a la NCAA como numero dos en los rankings de freshmen desde el high school. Rivers lideró a los Blue Devils en anotación y dejó muestras de lo letal que puede ser en el apartado ofensivo, aunque la eliminación de Duke en primera ronda de la march madness no dejó buen sabor de boca a los scouts. Rivers tiene buena envergadura para un escolta y sin duda es el jugador, para mi gusto, más explosivo y peligroso en los uno contra uno de toda la NCAA, tiene un primer paso que es letal, es muy ágil, rápido, tiene un crossover y un cambio de mano espectaculares, puede romper a cualquiera con facilidad, es un anotador prolífico que sabe usar su rapidez y su buen control del cuerpo para terminar anotando ya sea cerca de canasta o desde el tiro de media distancia. Rivers además de ser letal en el uno contra uno, tiene una mecánica de tiro espectacular, capaz de anotar desde cualquier parte de la cancha, posee un buen tiro exterior y una buena suspensión para su jump shot. Uno de los mejores atributos de Rivers es su concentración en los momentos calientes, un jugador que se siente muy cómodo en el “clutch time”, como ya vimos en ese pedazo de triple sobre la bocina en el partido vs North Carolina. Es un grandísimo jugador en el picknroll y sabe zafarse a la perfección de los dobles marcajes gracias a su buen manejo de balón. Rivers por lo tanto es un atacante total, un asesino con mucho talento y que en las situaciones de aclarado es letal. Uno de los problemas que han quedado plasmado esta temporada en Duke es que Rivers no es un playmaker, necesita amasar mucho balón y que el equipo juegue mucho para él en ataque, por lo que en la NBA va a tener que adaptarse más pronto que tarde; esta temporada Duke con él en cancha era un peligro pero sin embargo la circulación de balón y el juego colectivo se trababa demasiado cuando él recibía el balón, quizás demasiado egoísta en muchos casos. También tiene que mejorar su selección de tiro, a veces se empeña en tirar de tres con el defensor encima y a pesar de ser capaz de anotar desde cualquier sitio y con rivales pegados, hemos visto casos en los que abusa de ello. Otro aspecto importante en el que flaquea mucho es en el aspecto defensivo, ya que a pesar de ser muy rápido y bastante fuerte, le cuesta concentrarse y hacerlo bien atrás, debe aplicarse mucho más en ese sentido.

Rivers será un lottery pick muy interesante, un tipo de jugador que creo que se adaptará bien por su gran arsenal anotador, y si consiguiese convertirse a base o point guard director ademas de anotador sería un robo muy interesante, pero dudo que eso ocurra, al menos a corto plazo.

STATS: 15.4 ppg, 3.4 rpg, 2.1 apg.

http://www.youtube.com/watch?v=F9qhz_lA8S0&feature=player_embedded

 John Henson.  Power Forward. 207 cm. Procedencia: University of North Carolina. Junior. Año: 1990. Twitter: @_John_Henson_

John Henson ha crecido y mejorado su juego en cada uno de los tres años que ha permanecido en Chapel Hill. Esta temporada ha sido en la que más ha aprovechado sus minutos y poco a poco ha ido añadiendo recursos a su juego ofensivo en la pintura, destacando su buen gancho con la mano izquierda. Henson tiene una buena envergadura para un ala pivot, una altura razonable y un cuerpo bastante definido que lo aprovecha bien para moverse en la pintura con mucha agilidad. Posee un juego de espaldas a canasta bastante decente, mejorado sobre todo esta temporada, es un jugador inteligente y parece no ponerse nervioso nunca, posee un buen manejo de balón con ambas manos y sabe finalizar bien cuando está cerca de canasta. Poco a poco ha ido añadiendo tiro de media distancia, y a pesar de que tiene que mejorarlo bastante ha demostrado esta temporada tener una mecánica buena de cara a canasta y debe seguir desarrollándolo. Sin embargo, donde de verdad brilla Henson es en la parte defensiva, es un defensor interior muy completo, sabe manejarse muy bien en el poste, es un gran intimidador gracias a su longitud, anticipación e instinto, lo que le convierten en un buen taponador. Henson es un defensor interior muy interesante e inteligente, siempre parece estar concentrado y no suele caer ni en fintas ni en faltas “tontas”, muy aplicado en todos los sentidos atrás, sabe usar muy bien su cuerpo en el uno contra uno. Y como no podía ser de otra manera, Henson es un gran trabajador de los tableros, un excelente reboteador, aprovechando su físico, instinto y su buena capacidad de salto, ha demostrado ser un gran reboteador ofensivo, siempre consiguiendo segundas oportunidades para su equipo. Sin embargo, deberá ganar unos kilos de musculatura para seguir siendo tan eficiente en la defensa interior, ya que en la NBA le costará más aguantar a los rivales en el poste y no ceder la posición interior. Debe mejorar también su aportación ofensiva, sobre todo el tiro de media distancia, donde tiene mucho que pulir. También debe aprender a saber salir airoso cuando le fuerzan defensas dobles en el poste, donde a veces pierde muchos balones. Henson también carece de un gran tono físico y explosividad, es un jugador ágil pero carece de una explosividad y una rapidez que otros jugadores interiores sí parecen tener.

Henson es un jugador muy interesante para aquel equipo que busque un talento defensivo y trabajador en su interior, tendrá minutos con un rol algo limitado al principio, pero irá adaptándose y teniendo más protagonismo si se le dan minutos. Otro que debería entrar en las últimas posiciones del lotery pick (alrededor del 11-14 probablemente).

 STATS: 13.8 ppg, 10.1 rpg, 2.9 bpg.

http://www.youtube.com/watch?v=QCJrx7CA0Ss

 

Tyler Zeller. Center. 213 cm. Procedencia: University of North Carolina. Senior. Año: 1990. Twitter: @Tyler4044

Zeller ha sido estas últimas campañas el compañero en la pintura de Henson en estos Tar Heels que este año tenían quizás el mejor roster de la nación pero que terminaron quedándose un año más a las puertas de la final four. Tyler Zeller ha ido creciendo con el equipo año a año hasta cumplir su ciclo de años de carrera NCAA. Esta última temporada ha sido muy buena para él, siendo muy constante y una pieza clave para los Tar Heels en cada partido, echándose el equipo a la espalda en muchos partidos importantes. Tyler es un pivot diesel, poco a poco va a avanzando el partido y va aportando algo nuevo cada vez, primero un rebote ofensivo, luego un tapón, después un par de canastas en el poste… un jugador universitario clásico y muy bien formado. Zeller tiene una buena estatura para un center de carácter NBA, y a pesar de su falta de potencia física y muscular, es un jugador muy inteligente y que sabe usar bien su cuerpo para crear ventajas en situaciones interiores. Posee un juego cerca de canasta muy bueno, muy efectivo en el poste y tiene recursos para anotar, destacando su gancho efectivo, posee también un buen juego de pies y es un jugador “smooth” como dicen en USA, elegante. También tiene un tiro decente, mejorado con el paso de los años en UNC, y suele acertar en su tiro de media distancia. A pesar de no ser el jugador interior más fuerte, es muy inteligente y hábil, siempre bien colocado, lo que le da unas armas de buen reboteador como ha demostrado en la NCAA esta última temporada. Su mayor virtud es lo que decíamos antes, su inteligencia y IQ, paree que siempre está haciendo lo correcto en el momento exacto, hace todas las cosas bien como center a nivel NCAA y se espera que evolucione de manera correcta en el siguiente nivel. Su principal tara de cara a ser importante en la NBA es su musculatura y fueza, tiene que ganar kilos y ponerse fuerte si quiere seguir siendo igual de efectivo en la NBA, mejorar su musculatura y su tren superior ya que en ese sentido está muy limitado de cara a enfrentarse con otros pivots NBA que son mucho más fuertes. Debe mejorar también su capacidad de pase en el poste, muchas veces parece no encontrar fácilmente al compañero solo cuando está de espaldas a canasta.

Zeller tiene los fundamentos, la inteligencia y la capacidad de trabajo necesarias para ser un buen center en la NBA, pero creo que tendrá los minutos limitados cuando tenga que emparejarse contra defensas interiores más fuertes físicamente. Aún así, con paciencia y conociendo lo listo que es, debería ir ganando protagonismo en el equipo que le draftee. Será elección de media tabla en la primera ronda del draft, muy posiblemente entre en el lottery pick.

STATS: 16.5 ppg, 9.3 rpg, 1.0 apg.

http://www.youtube.com/watch?v=EB8wMWQobL4&feature=player_embedded

Kendall Marshall. Point Guard. 192 cm. Procedencia: University of North Carolina. Sophomore. Año: 1991. Twitter: @Kbutter5

Kendall Marshall fue la sorpresa más agradable que tuvieron en Chapel Hill la segunda mitad de temporada 2010/2011 donde irrumpió de forma bestial dirigiendo a los Tar Heels de manera excelente en su temporada freshman, sin embargo, Marshall ha seguido mejorando y en esta segunda temporada le hemos visto seguir creciendo y dirigiendo de forma magistral a los suyos a lo largo de toda la temporada.  Marshall ha firmado una grandísima temporada como base titular de uno de los mejores equipos de la nación, añadiendo poco a poco nuevas armas a su juego. Es un base “playmaker” de los buenos, tiene la envergadura y la altura correcta para ser un buen PG en la NBA, y a pesar de no ser demasiado atlético sabe usar su cuerpo y no tiene miedo del contacto físico. Marshall destaca por ser un base ultra inteligente, siempre pendiente de todo lo que sucede a su alrededor, un base con cabeza y calmado, con una visión de juego privilegiada (quizás la mejor de todo el draft 2012), siempre parece acertar en la decisión que toma en ataque para su equipo, gran organizador. Destaca por ser un grandísimo pasador, sobre todo cuando consigue que el equipo corra en transición parece tener cuatro ojos en la cara, siempre encuentra al compañero mejor colocado, de esos bases que hacen mejores a sus compañeros. Es un buen penetrador aunque a veces se le olvide que lo es, con un timing perfecto de cara a canasta, de esos como los que tiene gente como Rajon Rondo (salvando las distancias). Su mecánica de tiro y su capacidad de salto es bastante buena y con pulir varios detalles podrá ser un tirador bastante fiable en nivel NBA. Su mayor problema de cara a la NBA es que no tiene el físico ni musculatura ideal para enfrentarse a bases tan explosivos como los que hay a día de hoy en la NBA, aunque lo compensa con su gran conocimiento del juego y su alta IQ. Debe mejorar su faceta defensiva, donde este año se veía superado por bases más eléctricos con asiduidad, algo que en la NBA va a tener que compensar de alguna manera con su manera inteligente de leer los partidos y las situaciones de riesgo en defensa. Tampoco se puede decir que sea un jugador explosivo o con muchos recursos en el uno contra uno, pero sus armas sin duda son otras, un “pass first” base de manual, una delicia como director.

Marshall irá a parar a un equipo que busque a eso mismo, a un director de juego y a un pasador excelente, deberá mejorar su físico y estar mucho más atento en tareas defensivas, pero sin duda en cuanto a bases, no se me ocurren mejores opciones en esta primera ronda. Será un pick de mitad de primera ronda con bastante seguridad.

 STATS: 7.8 ppg, 2.6 rpg, 9.8 apg.

http://www.youtube.com/watch?v=v45N9ThEZfk&feature=player_embedded

 

Jared Sullinger. Power Forward. 205 cm. Procedencia: Ohio State University. Sophomore. Año: 1992. Twitter: @Jared_Sully0

Sullinger ya firmó en su primera temporada en Ohio St ser un jugador total, un gran jugador interior para el nivel universitario, una máquina de dobles dobles. En su temporada sophomore le hemos visto más fino físicamente y también nos ha enseñado una notable mejoría en su arsenal ofensivo. Sullinger posee un buen cuerpo y una envergadura bastante buena para un interior, es un grandísimo jugador en el poste, ya sea en la parte defensiva como en la ofensiva, asume el contacto físico con naturalidad y dureza y es un gran finalizador, tiene mucha clase cerca de la canasta, sobre todo cuando juega de espaldas a ella, donde es una auténtica máquina, suele aprovechar su superioridad en esas situaciones para sacar tiros libres y faltas muy a menudo. Es un jugador extremadamente inteligente, gran conocimiento del juego y alta IQ, nos ha mostrado que tiene las herramientas y la capacidad para ser un jugador interior muy completo, juega con mucha pasión y es muy competitivo, nunca se borra del partido y al contrario, se ha echado el equipo a la espalda en innumerables situaciones, su equipo ha recurrido a su juego en el poste cuando los partidos importantes se ponían igualados y él siempre ha respondido. Sullinger también ha demostrado ser un buen tirador de media distancia, incluso ha mostrado tener buena muñeca en la linea de 3 NCAA. Una de sus principales armas es su gran capacidad reboteadora, algo que ha demostrado desde su primer día en los Buckeyes, siempre bien colocado y aprovechando su salto y su buen uso del cuerpo para anticiparse a los rivales. Sullinger es un defensor muy bueno también, quizás no sea el más alto o el más fuerte de los interiores del draft, pero juega siempre de manera muy intensa en defensa, usando bien el contacto físico y nunca parece ceder la posición en el poste, un gran defensor en el uno contra uno en el poste bajo. Su principal problema de cara a dar el salto a la NBA es su falta de explosividad, atleticismo y movilidad de cara al siguiente nivel. También preocupa que para la NBA quizás le falten unos centímetros y algo más de musculatura para enfrentarse a interiores mejor formados físicamente y más explosivos, pero él lo compensa con su intuición y su intensidad defensiva. Otro dato a tener en cuenta y que preocupa mucho a los ojeadores y especialistas de la NBA es sus problemas físicos, ya que se ha demostrado que tiene unos problemas en la espalda bastante serios que este año le han apartado unos pocos partidos de la competición, algo que le está haciendo caer en picado en los mock drafts. Será un pick medio-bajo de primera ronda, pero si al final se mantiene sano y utiliza todas sus armas que ha mostrado como interior todoterreno y con clase en Ohio State, será uno de los robos más claros del draft.

STATS: 17.6 ppg, 9.3 rpg, 1.2 apg.

http://www.youtube.com/watch?v=CIsk1aJfT0o

 

Terrence Jones. Small Forward/Power Forward. 205 cm. Procedencia: University of Kentucky. Sophomore. Año: 1992. Twitter: @TerrenceJones1

Jones firmó una buena temporada el año pasado como freshman bajo las órdenes de Calipari, siendo uno de los ejes principales del equipo todo el año y prefirió no presentarse al draft 2011 para quedarse un año más y al final, a pesar de no haber sido el jugador tan destacado como en la temporada anterior, firmó una buena temporada y ayudó mucho a los Wildcats a conquistar el trofeo NCAA en Nueva Orleans. Jones es un ala pivot todoterreno, con una buena envergadura para su posición, fuerte y con buen físico, muy ágil y con un manejo de balón muy bueno para un hombre alto. Jones tiene un buen crossover y se desenvuelve bien de cara a canasta con movimientos rápidos más característicos de un jugador exterior, pero también sabe jugar por dentro y ha ido mejorando su juego de espaldas a canasta. Si hay una palabra que pueda definir el juego de Jones es la versatilidad, tiene una gran visión de juego y encuentra al compañero para asistir con facilidad. También destaca su juego cerca de canasta, es un gran finalizador, usa bien su físico para hacer mates con mucha frecuencia y no le importa absorber impacto en la pintura, se mueve y pelea bien para finalizar cerca del aro. Destaca su buen hacer bajo los tableros, siendo un excelente reboteador en ambas temporadas bajo las órdenes de Calipari, aprovechando su longitud y su buen tono físico. También ha demostrado ser un buen defensor, se mueve rápido para cortar líneas de pase y se desenvuelve bien en los uno contra uno. Sin embargo, Jones tiene algunas limitaciones y fallos que debe pulir de cara a la NBA, tiene que mejorar su porcentaje de tiro, sobre todo desde el exterior, donde no ha demostrado ser nada consistente y muchas veces se le ha visto algo desesperado con su propio tiro. Jones también deberá aprender a jugar con más cabeza, a veces se le han visto errores de bulto en situaciones supuestamente de fáciles soluciones, a veces abusa del juego físico y duro y no piensa en frio antes de ejecutar la jugada. Jones también debe demostrar que tiene más recursos ofensivos, mejorar su juego en el perímetro debe ser algo básico para un jugador que ocupa el puesto de alero y ala pivot, al igual que debe añadir nuevos movimientos en el poste de cara a jugar a buen nivel en la NBA. Una de las mayores preocupaciones de los scouts es la sensación que ha dejado en varias partes de la temporada, donde parece que desaparece cuando no le salen las cosas y termina por dejarse llevar, que en un equipo tan completo como el de UK esta temporada no pasaba nada porque siempre tenía compañeros que respondían, pero en la NBA es otra cosa.

Jones será un pick de media baja primera ronda para un equipo que busque un interior versátil y que puede aportar muchas cosas desde el primer día, pero que sin duda debe mejorar en muchos aspectos para hacerse un hueco de verdad en la liga.

 STATS: 12.5 ppg, 7.0 rpg, 1.8 bpg.

http://www.youtube.com/watch?v=NDM_SsoLKeQ&feature=player_embedded#!

Moe Harkless. Small Forward. 201 cm. Procedencia: St John’s University. Freshman. Año: 1993. Twitter: @Moe_Harkless

La temporada de St John’s no ha sido la esperada, primero por la ausencia a causa de enfermedad de su gran coach, Steve Lavin, que tan bien lo había hecho al frente del equipo en su primera temporada al frente del equipo en 2010/2011. Por otro lado, casi la totalidad del equipo eran freshmen, jugadores nuevos, por lo que a pesar de conseguir buenos recruitings, la temporada de los Red Storm parecía más de transición que otra cosa, fueron un grupo de jóvenes jugadores que acusaron su inexperiencia y su falta de potencial interior en una conferencia dura como la Big East. De lo bueno que se puede rescatar para ellos esta temporada fue la aparición en escena del nativo de Queens, Moe Harkless, que firmó una gran temporada, siendo nombrado “rookie de la Big East” y liderando a los Red Storm en todos los aspectos. Harkless es un gran alero, con buen cuerpo y envergadura para ello, alto y bien musuculado, un prototipo de “jugón” que dejó muy buenas actuaciones desde el primer día. Posee una gran capacidad atlética y un gran salto y un buen tiro en suspensión. Es un jugador muy ágil, rapidísimo en las transiciones y que no le teme a penetrar contra rivales más altos y fuertes. Harkless juega siempre al límite, es un gran competidor y se echó el equipo a la espalda a pesar de la corta rotación del equipo (prácticamente jugaron con 7 jugadores toda la temporada en St John’s). Es un gran finalizador, no es un jugador demasiado egoísta e intenta involucrar a sus compañeros. Una de las características que más ha gustado a los scouts es su buen hacer en defensa, siempre concentrado y atento en los cambios y ayudas defensivas, y muy rápido y fuerte en la defensa de jugadores exteriores, siempre atento y jugando con mucha intensidad. También ha demostrado ser un gran reboteador aprovechando su longitud y su salto para estar muy atento bajo tableros. Sin embargo tiene varios aspectos de su juego que debe mejorar, empezando por el tiro, sobre todo el exterior, donde no ha sido nada regular esta temporada, tiene que trabajar mucho su tiro de cara a ser una amenaza exterior en la NBA. También se le ve algo verde en el aspecto físico, deberá ganar kilos y musculatura para emparejarse con aleros de la NBA, una posición de hay mucho músculo. Otro aspecto a mejorar es su conocimiento del juego, su IQ no es demasiado alta, al menos no lo ha demostrado así esta temporada, a veces precipitado hacia canasta antes de pensar si abrir a algún compañero o aminorar el ritmo de partido. A mi es un jugador que personalmente me gusta mucho y que creo que tiene bastante potencial de cara a la NBA, pero estoy seguro que un año más en la NCAA le vendría perfecto, desarrollaría y puliría esos defectos que sin duda en la NBA le va a costar más mejorar. Será un pick de media tabla en primera ronda.

STATS: 15.3 ppg, 8.7 rpg, 1.4 bpg

http://www.youtube.com/watch?v=l_1alVOQos8&feature=player_embedded

 

Perry Jones. Power Forward. 211 cm. Procedencia: Baylor University. Sophomore. Año: 1991. Twitter: @PJones_5

Jones firmó una temporada freshman aceptable en Baylor y decidió quedarse un año más, a pesar de que podía haber sido un top 10 del draft 2011, antes de dar el salto a la NBA para mejorar sus mayores defectos y para “pasarlo bien” antes de dar el gran paso. Sin embargo, su temporada sophomore no terminó por cuajar, había mucha expectación puesta en él y en el equipo de Baylor para alzarse con el trofeo de la Big 12 y relevar a los Kansas Jayhawks. Sin embargo, a pesar de haber tenido buenas actuaciones, en los partidos importantes las cosas no salieron como se esperaba y Jones ha demostrado que le quedan muchos aspectos de su juego por mejorar. Perry Jones posee es un ala pivot súper atlético, con un físico y una envergadura bestiales, preparado en ese sentido para enfrentarse a otros interiores de la NBA. Posee una gran capacidad de salto, controla muy bien su cuerpo y es bastante ágil y rápido, sobre todo en las transiciones rápidas de un lado a otro de la cancha. Gracias a su físico es un jugador difícil de defender en el circuito universitario, aprovecha su superioridad física en el perímetro y su versatilidad para hacer daño por dentro. Tiene un gran control de balón con ambas manos, muy rápido en las contras y casi imparable cuando se eleva hacia la canasta tras dribbling. También ha demostrado ser un jugador con capacidad para jugar bien sin balón, se mueve bastante bien y tiene un tiro de media distancia bueno. Destaca su buen hacer bajo los tableros, es un gran reboteador ya que aprovecha su superioridad física y su capacidad de salto para adelantarse al rival. Su mayor problema desde mi punto de vista es que teniendo unas condiciones privilegiadas para ser un dominador en su posición, no acaba de explotar y muchos aspectos de su juego parecen estancados, no tiene una IQ demasiado desarrollada, desaparece de los partidos con mucha asiduidad y le falta carácter y agresividad para encarar la canasta en muchas ocasiones. No es un gran jugador en el poste, y eso con el cuerpo que tiene no se entiende, muchas veces parece que usa más recursos de un guard que de un interior propiamente dicho, a mi me genera muchas dudas de cara a la NBA. También tiene lagunas bastante serias en el aspecto defensivo, donde tiene que jugar con más energía y aprovechar su físico para parar en el uno contra a uno a sus rivales en el poste. Perry Jones tiene mucho potencial pero hay aspectos de su juego que no me acaban de convencer y que me hacen ser muy escéptico de cara a ser productivo en la NBA, en su mano está mejorar y explotar sus cualidades al máximo.

STATS: 14 ppg, 7.7 rpg, 1.3 apg.

http://www.youtube.com/watch?v=mHFymjyG_0c&feature=player_embedded

 

Royce White. Small Forward/Power Forward. 203 cm. Procedencia: Iowa St University. Sophomore. Año: 1991. Twitter: @Highway_30

La temporada de Royce White ha sido bastante buena, liderando a Iowa St de manera sorprendente, con un gran arranque de temporada, y se ha convertido en uno de los jugadores más versátiles y completos de este draft a los ojos de los scouts.

PROS: Buen físico y envergadura para su posición. Gran visión de juego, alta IQ, gran pasador y muy veloz. Gran penetrador y buen manejo de balón. Gran reboteador para su posición. Jugador versátil, puede jugar en varias posiciones, jugador inteligente.

CONTRAS: Mal defensor en general. Debe cuidar mejor las posesiones (3.8 pérdidas por partido). Problemas en el juego de perímetro y de tiro de tiro de 3. Tiene un pasado repleto de problemas extradeportivos de varios tipos.

 STATS: 13.1 ppg, 10.6 rpg, 1.1 apg

http://www.youtube.com/watch?v=usQJQi3IiE0&feature=player_embedded

 

Arnett Moultrie. Power Forward/Center. 209 cm. Procedencia: Mississippi St. University. Junior. Año: 1990. Twitter: @moneybaggz23

Una grata sorpresa la evolución de Moultrie esta temporada, mejorando en todos los aspectos de su juego y firmando junto con su equipo una temporada bastante convincente.

PROS: Jugador muy atlético y con buena envergadura para un jugador interior. Gran jugador en el poste, buen juego de pies. Excepcional reboteador. Jugador versátil que ha crecido año a año.

CONTRAS: Mal defensor, le falta consistencia y falta de entrega en la defensa. Jugador demasiado emocional y suele dejarse llevar, problemas de concentración.

STATS: 15.8 ppg, 10.6 rpg, 1.1 apg

http://www.youtube.com/watch?v=r8zBajaMUw8&feature=player_embedded

 

Marquis Teague. Point Guard. 188 cm. Procedencia: University of Kentucky. Freshman. Año: 1993. Twitter: @Marquis_Teague

 

Gran temporada del hermano pequeño de Jeff Teague, siendo el base y el jugador con más minutos por partido de los Wildcats campeones. Ha demostrado tener potencial y margen de mejora.

PROS: Jugador muy veloz y eléctrico. Point Guard muy completo, buen pasador, juega bien el pick n roll y es un gran penetrador. Crossover letal. Buen defensor individual y sobre balón.

CONTRAS: Mal tirador, poco consistente. Debe cuidar mejor las posesiones (2.7 pérdidas por partido). Falta de regularidad y consistencia en su juego en general, con un año más de NCAA se terminaría de pulir.

STATS: 9.4 ppg, 4.8 apg, 2.4 rpg.

http://www.youtube.com/watch?v=MN-7AGWvdKA&feature=player_embedded

 

Andrew Nicholson. Power Forward/Center. 207 cm. Procedencia: St Bonaventure University. Senior. Año: 1989. Twitter: @nicholaf44

Tras una gran temporada como junior, esta temporada Nicholson (a pesar de haber rendido) ha bajado sus aportaciones y no ha ayudad a los Bonnies liderandolos como se esperaba.

PROS: Buena envergadura para jugar de ala pivot en la NBA. Gran tiro de media distancia y de 3. Buen defensor en el cuerpo a cuerpo y decente intimidador. Buen jugador en el poste.

CONTRAS: Falta de musculatura y de tono físico para enfrentarse a interiores NBA. Podría sufrir mucho en defensa contra pivots NBA más fuertes.

STATS: 18.5 ppg, 8.5 rpg, 2.0 bpg.

http://www.youtube.com/watch?v=ozJaztbMPYE

 

Jeff Taylor. Small Forward. 200 cm. Procedencia: Vanderbilt University. Senior. Año: 1989.

Genial última temporada de Taylor, terminó por explotar en su año senior, liderando incluso a los suyos para ganar el torneo de la conferencia SEC.

PROS: Jugador atlético, muy rápido y con un gran tren inferior, gran capacidad de salto. Gran primer paso, penetra rápido hacia canasta. Buena visión de juego, buen pasador. Gran defensor exterior.

CONTRAS: Debe mejorar su juego en el perímetro y su tiro de media y larga distancia. Mal control de balón y pierde demasiados balones.

STATS: 19,9 ppg, 2.8 rpg, 1.1 apg.

http://www.youtube.com/watch?v=QjAvd_3oiJA&feature=player_embedded

 

Fab Melo. Center. 213 cm. Procedencia: Syracuse University. Sophomore. Año: 1990. Twitter: @Melo_elo51

El pivot brasileño ha dado un paso adelante de su primera temporada a esta, convirtiéndose en un eje clave en la defensa de Syracuse, de hecho se notó  mucho su baja en la March Madness.

PROS: Envergadura perfecta para la posición de center en la NBA. Gran taponador e intimidador, ha mejorado su defensa en todos los sentidos. Gran finalizador cerca de canasta.

CONTRAS: Pocos recursos ofensivos, muy limitado en el poste. Debe cerrar mejor el rebote. No es un jugador muy inteligente y ha tenido problemas académicos.

STATS: 7.8 ppg, 5.8 rpg, 2.9 bpg.

http://www.youtube.com/watch?v=LKyP3Por3xI&feature=player_embedded

 

Draymond Green. Power Forward. 202 cm. Procedencia: Michigan St University. Senior. Año: 1990. Twitter: @Money23Green

Para mi, el jugador más completo y el que mejor temporada ha firmado este año. Temporada muy buena en todos los aspectos, como líder y una máquina de dobles dobles. Prototipo de jugador NCAA perfecto.

PROS: Jugador muy inteligente, alta IQ. Muy versátil y con muchos recursos en ataque. Madera de líder. La mente de Tom Izzo en la cancha, gran conocedor del juego. Buen físico para la NBA. Excelente tirador exterior. Gran visión de juego, buen pasador. gran jugador en el picknroll.  Buen reboteador gracias a su envergadura.

CONTRAS: Le falta explosividad y capacidad de salto. Carece del atleticismo necesario para defender en la NBA, y un par de cm más le vendrían de perlas.

STATS: 16.2 ppg, 10.7 rpg, 3.8 apg

http://www.youtube.com/watch?v=4Yd3tBjrHrQ

 

Quincy Miller. Small Forward. 208 cm. Procedencia: Baylor University. Freshman. Año: 1992. Twitter: @qmillertime

Temporada algo corta por la lesión, ha mostrado buenas maneras pero poco regular y consistente.

PROS: Buena envergadura de cara a la NBA. Gran jugador de perímetro y buen tirador. Tirador muy versátil. Buen penetrador, muy agresivo.

CONTRAS: Le falta tono muscular serio para la NBA. Debe mejorar su selección de tiro y jugar con más cabeza, debe madurar. Poco consistente, faltas tontas innecesarias.

STATS: 11.7 ppg, 5.0 rpg, 1.5 apg

http://www.youtube.com/watch?v=d_Id43mA2F4&feature=player_embedded

 

Tyshawn Taylor. Point Guard. 193 cm. Procedencia: University of Kansas. Senior. Año: 1990

Gran última temporada, como director de unos Jayhawks que se colaron en la final, liderando en minutos a su equipo, buena temporada asumiendo el rol de veterano y organizador del equipo.

PROS: Buen cuerpo y envergadura para la NBA, jugador atlético. Buen tirador. Jugador inteligente y buen pasador. Buen defensor exterior.

CONTRAS: Pierde demasiadas posesiones. Problemas disciplinarios en el pasado.

STATS: 9.7 ppg, 3.0 apg, 2.0 rpg.

http://www.youtube.com/watch?v=Ja4A92fCohI&feature=player_embedded

 

Festus Ezelis. Center. 213 cm. Procedencia: Vanderbilt University. Senior. Año: 1989.

 

Prototipo de pivot NCAA, buen trabajador. Problemas de lesiones la última temporada pero aún así ha mejorado año a año en todos los aspectos.

PROS: Buena envergadura y altura para su posición en la NBA. Buen taponador. Jugador físico que trabaja muy bien bajo los tableros y ganando la posición interior. Ha mejorado su juego de espaldas a canasta.

CONTRAS: Pocos recursos ofensivos de cara a canasta. Mal reboteador. No es un jugador muy inteligente, baja IQ. Problemas con las ayudas en defensa.

STATS: 10.1 ppg, 5.9 rpg, 2.0 bpg.

http://www.youtube.com/watch?v=UOBYpDJu5A0&feature=player_embedded

 

 Jugadores de supuesta segunda ronda que personalmente me gustan y podrían ser robos del draft:

Tony Wroten. Point Guard/Shooting Guard. 198 cm. Freshman. Procedencia: University of Washington.

Base eléctrico y muy rápido, gran arsenal ofensivo, creador y penetrador muy veloz. Buen manejo de balón. Buena visión de juego. Debe cuidar mejor las posesiones y debe mejorar su tiro y mucho su defensa.

http://www.youtube.com/watch?v=77KHufejD1Y&feature=player_embedded

 

Jae Crawder. Small Forward/Power Forward. 198 cm. Procedencia: Marquette. Senior.

Muy buena su última temporada, ha mejorado en ambas partes de la cancha. Jugador muy efectivo, siempre entregado y que ha mejorado año a año. Compensa la falta de talento con mucho trabajo y hacer las cosas bien. Buen defensor y ha dado buenas sensaciones en los workouts y en el draft combine. Una pequeña imitación de Keneth Faried?

 

Scott Machado. Point Guard. 188 cm. Senior. Procedencia: Iona College. Twitter: @_ScottMachado

Sin duda el base más completo en cuanto a director de juego de todo el draft, al nivel de Kendall Marshall. A pesar de estar en una universidad pequeña ha rozado la perfección esta temporada, buen anotador, excelente visión de juego y un pasador excepcional, hace buenos a los compañeros. Muchos le han comparado por su juego tan completo a Jason Kidd. Una perla el brasileño establecido en New York.

http://www.youtube.com/watch?v=J6mb3hOl_XI

John Jenkins. Shooting Guard. 192 cm. Procedencia: Vanderbilt University. Junior.

Probablemente el tirador exterior con más peligro de este draft, tiene una mecánica muy depurada, puede aportar como anotador exterior desde el primer día. Su principal problema es su escasa capacidad defensiva de cara a la NBA.

http://www.youtube.com/watch?v=Q_UcDAGnROc

 Videos gracias swishscout.com y a draftexpress.com

Por  Txomin Romero (@txomin_romero)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Draft, NCAA, Txomin Romero | Deja un comentario

Al pan, pan y al tenis, tenis.

Picada de queso cremoso,1,300,000 habitantes y una temperatura media anual de 18 grados. Si leen estos datos, seguramente no serán capaces de asociarlos a ningún lugar del planeta -hayan, o no, estado antes-. Si les digo que son de Córdoba, muchos de ustedes pensarán que no, que lo más típico de la ciudad andaluza es la mezquita, el calor y los patios floreados. Pero nada más lejos de la realidad: se refieren a datos de la ciudad natal del protagonista de este artículo: DON David Pablo Nalbandián.

El bueno de David decidió en estas últimas semanas participar en el torneo de Queens, más bien pensando en hacer una puesta a punto al engranaje de su raqueta para Wimbledon que no en hacer unos excelentes resultados. Pero después de que cayeran los grandes a las primeras de cambio, se encontró en el torneo cual niño el día de reyes: con unos días por delante para disfrutar. Fueron pasando los días y ahí se plantó, en toda una señora final ante otro buen tenista: Marin Cilic.

El bueno de David, como ustedes probablemente conozcan, es un gran jugador, con una trayectoria más que amplia y con unos ‘manojos’ de títulos en su haber. Sin embargo, en la final, decidió portarse otra vez como un niño el día de reyes. Más exactamente como un niño malcriado al ver que los reyes le traen carbón: quejándose y formando un espectáculo que, para ser sinceros, este deporte no merece. La armó bien: se enfadó y propinó un puntapié a un cartel publicitario. Cartel que fue a parar a la pierna del juez de línea que había detrás. Resultado: David descalificado de la final, con 0 puntos y 0 libras esterlinas. Y con la imagen dando la vuelta al mundo, ¡claro!

La ATP, por supuesto, no castigará al jugador como seguramente se merecería, sino que ya se habla de una irrisoria multa de unos pocos miles de euros. Y de suspenderlo para Wimbledon, en principio, nada de nada, ya que…Wimbledon pertenece a la ITF y no a la ATP. Esperemos que los magnates del tenis, esos que se mueven entre bambalinas, den paso atrás y castiguen a Nalbandián como es debido. Más que nada porque, pensando en los niños, proyecta una imagen dantesca de este deporte.

Ah, y por supuesto, de Don David Pablo Nalbandián, nada. David y gracias. Los ‘Don’ se visten con otra camisa.

Por Fran Arnau (@FranRF16)

Publicado en Fran Arnau, Sin categoría | Etiquetado , , | Deja un comentario

NBA Finals 2012: Previo: Welcome to S.XXI.

Esta madrugada dan inicio las Finales de la NBA con un duelo que, a la vez, también abre la mecha del siglo XXI.  Y es que por primera vez en lo que va de siglo no tendremos a Kobe Bryant, Tim Duncan, Kevin Garnett, Paul Pierce, Dirk Nowitzki o Manu Ginobili, entre otras leyendas de la canasta, en el último tramo hacia la gloria.

Sin embargo si tendremos por tercera vez a un Lebron James que tras nueve temporadas de éxitos individuales y fracasos colectivos parece llegar a su madurez deportiva en las mejores condiciones físicas y mentales como demosotró, especialmente, en el trascentende sexto partido en el TD Garden de Boston. Todo ello quedará en anécdota si no da continuidad a toda esa superioridad en este duelo final ante Oklahoma City.

Unos Thunder que de la mano de un nucleo joven, talentoso y atlético llegan con el factor cancha a favor y ,aunque con mucha menos presión que su contrincante, no parecen estar dispuestos a disfrutar simplemente de la experiencia de haber llegado a sus primeras finales. Vienen demostrando que tienen el carácter y la mentalidad suficiente para dar forma un alma de equipo campeón y este último reto no debería sobrepasarles a la hora de competir como han venido demostrando.

 

Vamos a intentar analizar las principales claves de esta serie:

Lebron James vs Kevin Durant: Esta claro que David Stern esta encantado de ver como las dos principales estrellas de la actual NBA van a verse la cara en la lucha por el anillo. En su momento no se logró ver un duelo del propio James con Kobe Bryant pero una vez la estrella angelina a cedido su puesto a Durant, vamos a poder gozar del duelo individual más esperado. Lebron le ganó la disputa por el MVP de la liga regular pero ambos saben que lo que de verdad importa es ser el mejor jugador del mejor equipo en estas finales. El duelo esta servido. Primera entrega para Durant, tercra para un James muy criticado en los últimos cuartos de la pasada final ante los Mavs. Veremos cuanto tiempo se defienden mutuamente si bien, lo más normal, sería que especialistas como Batiré o Sefolosha pusieran toda su energia en minimizar el rendiemiento de ambas superestrellas.

Wade/Bosh vs Westbrook/Harden :  O lo que es lo mismo, la pareja que completan el big-three de ambas escuadras. Contando que las diferencias entre James y Durant no deberán ser mayúsculas, si lo puede ser el rendimiento entre sus principales escuderos. Las principales dudas vienen dadas por un Wade cada vez más irregular –sobretodo en las primeras partes de los encuentros- pero que aun así ha sabido ser decisivo en no pocos partidos de estos play-offs –especial mención al cuarto de semifinales de conferencia disputado en Indiana- así como por los problemas físicos de Bosh, si bien su vital aportación en el séptimo encuentro ante Celtics hace creer que su minutaje e importancia pueden volver a responder a su caché.

Si esas son las dudas en el equipo de Florida, en el de Oklahoma residen en la (falta de) inteligencia de Rusell Westbrook, sobretodo cuando llegan los minutos importantes de los partidos. Buena parte de las aspiraciones de estos Thunder radicaran en que el exbase de UCLA tenga una gran incidencia durante 40 minutos pero deje que los últimos pertenezcan a Durant y… a James Harden, quien como mejor sexto hombre de la temporada, es un jugador diferencial que no solo se dedica a anotar y liderar la segunda unidad sino que sabe crear y tomar mejores decisiones que el propio Westbrook y, para colmo, tiene mentalidad suficiente para anotar canastas calientes sin forzar tiros innecesarios.

Scout Brooks vs Erik Spoelstra: Como ya pasó en las finales de 2011, los Miami Heat cuentan con una clara desventaja en la dirección del banquillo. Y es que Scout Brooks viene mostrando tener más recursos y las ideas más claras que su compañero Spoelstra. Tampoco podemos decir que dos entrenadores con jugadores tan resolutivos sean estrategas de primer nivel pero el primero ha mostrado más capacidad de reacción y evolución durante estos play-offs y en comparación a la pasada temporada. La presión será para un Spoelstra que si vuelve a no encontrar soluciones –o bien Lebron y compañía no se las dan por si solos como ha ocurrido ante Boston- tendrá los dos pies fuera de la franquicia.

Juego interior: Chrs Bosh es el único All-Star entre todos los jugadores interiores que disputarán estas finales. Dicho esto, y como decíamos con anterioridad, el jugador viene de una lesión y parece que va a depender más que nunca de su tiro exterior si bien eso es algo que no debería preocupar demasiado a unos Heat que apadrinan las zonas rivales a partir de un descomunal Lebron y un intermitente Wade.  Aun todo, habrá que ver si Perkins, Ibaka y Collison saben encontrar réditos en la floja defensa interior de Miami, verdadero quebradero de cabeza de Spoelstra. Ningún jugador interior de Oklahoma tiene suficiente talento pero si generan para ellos pueden lograr más puntos de los que se espera, convirtiéndose en un detalle que pueda marcar la final. Veremos si Westbrook sabe leer esas oportunidades o al menos Brooks le obliga a hacerlo. Udonis Haslem será el seguro de vida en cuanto a trabajo en la zona y en el rebote.

Secundarios: Y, lógicamente, el último factor lo encontramos en los secundarios de ambos conjuntos. Por una parte, Miami sonreirá cada vez que sus exteriores acierten esa infinidad de tiros abiertos que genera las penetraciones de Lebron y Wade. Si Chalmers, Battier, Mike Miller, James Jones o incluso el rookie Norris Cole saben estar acertados los Heat van a tener mucho ganado.

Bien al contrario, los principales secundarios de los Thunder juegan en la zona y, remarcando lo comentado en el párrafo anterior, todo lo que logren percutir los Ibaka, Perkins o Collison será también mucho espacio ganado por los hombres de Brooks. La experiencia de Fisher –el único jugador que hará un guiño al baloncesto del siglo XX- puede ser un valor añadido y su mera presencia puede ser vital a la hora de acabar los partidos con cuatro pequeños y un solo interior por conjunto cosa habitual en ambos equipos y más ahora que se ven las caras.

Ni que decir tiene que el control de las pérdidas será un punto trascendental pues ambos equipos son los más letales de la competición jugando a la carrera y anotando a la contra.

Nos espera una final abierta, con mucha velocidad, capacidad física, contraataques, defensas arriesgadas en las líneas de pase… una final moderna, diferente. Si es mejor o peor lo dejaremos a gusto del consumido pero lo que es seguro es que tenemos muchos argumentos para tener ganas de verla y disfrutarla.

Por cierto, me mojo con una victoria de Miami en seis partidos.

 Por Daniel Llera (@danibryant24)

Publicado en Daniel Llera, Dwyane Wade, James Harden, Kevin Durant, Lebron James, NBA, Russell Westbrook | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

San Antonio Spurs: remar dignamente por sorpresa para morir en la orilla

Había una vez unos hombres tejanos en una isla desierta. Abandonados; nadie contaba con ellos para que llegaran ni si quiera a zarpar. Construyeron una barca dirigidos por un genio con un poco de allí y un poco de allá: contaban con veteranos de guerra. Remaron a contracorriente, superaron las tempestades de la regularidad y emergieron ante olas muy duras. Siempre en momentos finales remando por sorpresa, como un invitado inesperado. Pero el definitivo tornado, a pocos metros de la tierra prometida, se los llevó de calle. Metáfora que ilustra poco más o menos lo que el conjunto de Gregg Popovich ha vivido este año.

San Antonio Spurs ha pasado esta temporada por dos capítulos claramente diferenciados. El primero, dirigiéndose por sorpresa (para muchos) esta temporada hacia el lugar del éxito. Ha realizado una Regular Season para enmarcar, siendo el equipo con mejor balance en la NBA junto con Bulls. La fórmula del éxito ha tenido varios factores:

Gregg Popovich: Contar con el entrenador del año es un punto a favor. Su sarcástica manera de motivar a los jugadores, su genio y carácter, su brillantez a la hora de tomar decisiones… cualquier razón justifica su inmensidad como coach.

Tres antiguos pilares al máximo nivel: Un cerebro como Tony Parker, un jugador con infinitos fundamentos como Tim Duncan y un calidista como Manu Ginobili. Viejos rockeros de la franquicia con una intensidad de juego encomiable, contando con que llegan a la treintena o la superan.

Efecto de los secundarios: Danny Green, Kawhi Leonard, Tiago Splitter, Stephen Jackson, Gary Neal… muchas noches el banquillo superaba al quinteto titular (tanto en anotación como en importancia). Su aportación para que las estrellas de Spurs no se fatigaran en la liga ha sido crucial. Triples, 2+1, juego excelso.

Factor sorpresa: Miami Heat, New York Knicks, Oklahoma City Thunder, Los Angeles Clippers… se habían reforzado para aspirar a algo grande, pero pocos contaban con Spurs. Fue avanzando hasta terminar la liga con una racha de 10 victorias consecutivas y solamente 16 derrotas.

Labor coral: Salvando unas pocas noches en las que Parker rescató a su equipo, San Antonio ha vivido de la gran tarea grupal que, debido a estos factores, ha unido Gregg Popovich. Un equipo en mayúsculas, con todas las letras, que cuajó una temporada fabulosa.

 

Con todos estos alicientes presentaba Spurs su candidatura al anillo. Muy buenas sensaciones pero con la duda de si en PlayOffs iban a poder aguantar el nivel.

Primero llegó Utah Jazz, y San Antonio no dio lugar a ningún tipo de duda. Barrida, de principio a fin, y en algunos momentos de partido con un auténtico baño baloncestístico dulcemente enjabonado. Un juego basado en su gran movimiento de balón, encontrando en la esquina  un triple tras otro o en el poste tiros fáciles que aumentaban parciales. Nadie destacaba por encima del resto, pero todos eran necesarios.

Primera manera de ganar: ningún jugador destaca por encima del resto. El base lidera, los puntales responden y el banquillo está enchufado anotando el 35% y el 40% de los puntos respectivamente.

Con esta misma dinámica se plantaron ante Clippers, y Spurs enseñó al mundo de qué 4 maneras se puede jugar y ganar a esto del baloncesto.

Segunda manera de ganar: otra muestra de un baloncesto cremoso, exquisito. Buscando canastas fáciles, en la esquina o en la pintura. Para sentenciar, no se deja que la diferencia se reduzca nunca.

Tercera manera de ganar: las remontadas son posibles. Pierden de 26 puntos al comienzo del segundo cuarto. Su entrenador pide que solo pierdan de 10 al descanso. Dicho y hecho. En el tercer cuarto les pide que se acerquen a 5 puntos: consiguen ganar de 8. Dicho y hecho. Y todo esto con un parcial de 0-24.  Y Popovich pidiendo falta a Reggie Evans para recuperar la posesión tras los tiros libres errados. Sublime.

Cuarta manera de ganar: las estrellas tiran del carro. Cuando están cansados los pilares, lo resucitan los suplentes. Coordinación y trabajo grupal para hundir a su rival.

Si no supiéramos el desenlace de la película, más de uno podría jurar y perjurar que estamos hablando del campeón del anillo. Pero nada más lejos de la realidad. Llegaron a las Finales de Conferencia, con todos estos antecedentes y con mucha ilusión y altas expectativas.

En las Finales del Oeste esperaba un titán: Oklahoma City Thunder. Al principio, los prejuicios que quien escribe tenía hacia este equipo eran muchos: joven, inexperto, con pocos recursos. Pero justo cuando San Antonio Spurs más los tuvo contra las cuerdas con el 2-0, el tercer cuarto del segundo partido marcó el camino a los de Scott Brooks. Una defensa física, férrea, con un Derek Fisher imperial y una canasta de Durant les acercó al marcador. Acabaron perdiendo, pero vislumbraron el camino. El resultado final, ya se conoce.

San Antonio Spurs murió en la orilla. Remó contracorriente ante un equipo que se mejoró así mismo porque les obligaron los de Popovich. Spurs hicieron de Thunder, y Thunder de Spurs. San Antonio jugó los últimos partidos de la única manera de la que jamás podría ganar: sistema de juego para un solo jugador. Ni Ginobili, ni Parker, ni Duncan, por muy inspirados que pudieran estar, lo iban a sacar adelante. Ninguno es Lebron James, capacitado para sacar ESE tipo de partidos. Spurs (con su juego coral, fluido y dinámico) renunció a los remos; las grietas en la barca eran plausibles y el tornado de los Thunder provocó el “sálvese quien pueda” en la nave de los de Popovich. La nefasta eliminatoria de secundarios como Green o Splitter, el poco juego grupal desarrollado a partir del tercer partido, el cansancio de sus jugadores fundamentales y un equipo que se mejoró así mismo gracias al nivel que mostraron los tejanos, fueron algunos de los muchos factores que influyeron en su eliminación.

San Antonio Spurs cerraba con la eliminación en Finales de Conferencia su temporada. Una temporada que ha sido brillante. Sin embargo, la manera de caer en los PlayOff un tanto decepcionante. No por el resultado, sino por el cómo: 4 partidos seguidos perdidos, con pocas fuerzas y renunciando a su juego. Justamente lo que le había dado tanto potencial para aspirar a algo grande.

Por Jero Díez (@Jero_DiezG )

Publicado en Danny Green, Gary Neal, Gregg Popovich, Jero Díez, Manu Ginobili, NBA, Stephen Jackson, Tim Duncan, Tony Parker | Deja un comentario

Charlotte Bobcats: Tocados y hundidos

Cita el refrán que después de la tempestad siempre llega la calma, y eso es con lo que más ansían ahora mismo los Charlotte Bobcats a día de hoy, la vuelta a la normalidad. Con un triste record de 7-59 (10,6%) los Bobcats se convirtieron en el peor equipo de la historia de la NBA superando a los Sixers de la temporada 71/72 que ostentaron un balance de 9-73 (10,9%). Temporada nefasta tanto en el aspecto deportivo como en el directivo y siempre con el pensamiento presente de que finalizara la temporada lo antes posible.

Empezaba la temporada con un “look” bastante renovado. Gerald Wallace y Stephen Jackson, los motores del equipo en los ultimos tiempos ya no permanecían en la franquicia y a cambio se habia apostado por el talento joven y descarado de Kemba Walker y Bismack Biyombo en el Draft. A ello había que sumarle las incorporaciones de Corey Maggette y Byron Mullens.
Las expectativas eran bastante optimistas e incluso se soñaba con la posibilidad de repetir los ansiados Playoffs con los que se llegó por primera vez en la historia de la franquicia en 2010 bajo el apellido “Bobcats”, pero todos esos objetivos y sueños se desvanecieron muy pronto, demasiado pronto. En cuestión de días se derrumbó todo el castillo de naipes.

Todo eran derrotas y más derrotas y el mal ambiente se había apoderado de la franquicia de North Carolina. Todo el mundo se había contagiado de la dinamica negativa del equipo, el entrenador Paul Silas dejaba el mando a su asistente e hijo (Stephen Silas) al frente de varios partidos al ver que el no podía solucionar lo que estaba ocurriendo. La afición apenas acudía al pabellón y la afluencia de público disminuía de forma considerable con el paso de los partidos. Y la plantilla mostrando partido tras partido una dejadez total y una actitud no propia de un jugador de baloncesto profesional. Pero…si bien es cierto que no se puede sacar nada positivo del colectivo sí que lo podemos hacer en el apartado individual. Y es que, aunque parezca mentira, solo unos pocos se salvan de la quema. Se tratan de los “rookies” Kemba Walker y Bismack Biyombo, que si algo han demostrado en todos los partidos es garra y ganas de agradar y el ya “veterano” Gerald Henderson, jugador que tras la marcha de Gerald Wallace asumió el rol de jugador franquicia y hasta ahora no ha defraudado. Todos los demás han sido un cero a la izquierda.

Pero si de verdad queremos hallar al culpable de la terrible situación actual de los Charlotte Bobcats, ese es sin duda el señor Michael Jeffrey Jordan. Tan grande como jugador y tan sumamente penoso como encargado de gestionar y dirigir una franquicia NBA. Lo hizo en Washington Wizards y ahora lo está volviendo a hacer en Charlotte Bobcats a base de malas elecciones de Draft y de traspasos que no tienen ningún sentido. Un ejemplo de ello fue el traspaso que realizó a finales de Febrero de 2011 en el que mandaba a Gerald Wallace a Portland a cambio de Dante Cunningham, Sean Marks y Joel Przybilla. Sean Marks no llegó a jugar ningún partido con la elástica de los Bobcats ya que fué inmediatamente cortado, Przybilla solo llegó a jugar 9 partidos y ahora se encuentra en Portland y Dante Cunningham se encuentra actualmente en Memphis Grizzlies. Operaciones como esta son las que ha llevado el señor Jordan a la ruina deportiva a estos Bobcats.

Se rumoreó hace un par de meses la opción de que abandonaría el equipo si estos no mejoraban considerablemente en un futuro, pero rápidamente lo desmintió. Confiemos en que no suceda. Carolina del Norte necesita una franquicia potente en la NBA como ya lo fueron los Charlotte Hornets y como lo están siendo actualmente las universidades del estado (Duke Blue Devils y UNC Tar Heels). La clave está en aprender de los errores que se han cometido. Hay tiempo para arreglarlo, pero no mucho. La verdadera andadura de los Bobcats en la NBA empieza el día 28 de Junio del 2012. Día en el que sabremos que jugador escogen en el Draft en la selección número 2 y que nuevo entrenador.Solo falta sentarse y a esperar que le depara a los Charlotte Bobcats para la proxima campaña. Poco más. ¿El futuro? Totalmente impredecible.

Por Miquel Climent (@@miquelCS7 )

Publicado en Bismack Biyombo, Bobcats, Byron Mullens, Corey Maggette, Gerald Henderson, Gerald Wallace, Kemba Walker, Michael Jordan, Miquel Climent | 3 comentarios

Memphis Grizzlies, Atrevimiento,cimientos forjados y evolución frenada,

Diez años han pasado desde que Memphis, ciudad de Elvis, Johnny Cash o Martin Luther King acogió la sección de baloncesto de la mayor liga del mundo. Atreviéndose a traspasar a su jugador franquicia (Abdur-Rahim) y a uno de los bases más prometedores del momento (Bibby) para hacerse con los servicios del irregular pero extremadamente espectacular Jason Williams, y a un joven Pau Gasol y un contrastado alero de Duke, prestigiosa universidad en la NCAA, Shane Battier.

No hay dudas de que en Memphis han arriesgado año tras año, con diferentes resultados cada temporada, movimientos para rejuvenecer plantillas o incorporar veteranos no siempre son sinónimo de velocidad descaro y alegría en la pista o calma e experiencia en el banquillo, pero por eso Memphis ha ganado tanto en afición, porque sorprende, capaces de traspasar a su pívot más querido, el malogrado Lorenzen Wright, deshacerse del prometedor rookie Drew Gooden, traspasar a Pau Gasol por Kwame Brown, dejar escapar al completo base Kyle Lowry después de protagonizar muy buenas actuaciones en sus últimos partidos como “grizz” o contrataciones como las de Bonzie Wells, Eddie Jones, Bobby Jackson o Damon Stoudamire.

Pero tras este continuo ir y venir de decisiones arriesgadas, en Memphis, hicieron la mejor inversión posible, fichar a Chris Wallace como General Manager, criticado al principio, pero con argumentos suficientes como para callar a cuántos se le antoje.

El gran trabajo de Lionel Hollins, como el de Wallace en los despachos, ha producido una cantidad de optimismo en el equipo y en el público que producen al espectador de cualquier partido de los Grizzlies una sensación de “EQUIPO” que en la NBA cuesta conseguir.

Durante muchos veranos se hablaba de traspasar a Mayo, a Gay, a Conley, pero llegaba la pretemporada y ahí estaban las piezas clave del proyecto (junto con una pareja interior atemorizante como son Gasol y Randolph).

Cuando una pieza no ha funcionado, se ha cambiado por otra, y así sucesivamente en todas las posiciones de la pista, las pérdidas de Milicic, Warric, Lowry, Iverson, Thabeet… han sido siempre para ir en busca de la unión perfecta del vestuario, gran ejemplo fue la contratación de Tony Allen, aportando esa pizca de rabia defensiva y experiencia campeona.

Pero sin lugar a dudas, la temporada anterior y este año han sido la culminación del proyecto, aún con la derrota frente a los Clippers, el equipo de moda, el show, el espectáculo querido por la mayoría, excusado en parte por la baja forma de Zach Randolph al salir de una grave lesión.

Toda esta sensación de “hacer las cosas bien” parten des de la posición de base, Conley ha conseguido dejar a un lado las críticas constantes hacia su juego, baja puntuación, minutos de precipitación o falta de carácter, para así poder llevar en volandas a sus anotadores, lleva dos temporadas afincado en unos números (12,6p-6,5a) más que decentes visto la cantidad de tiros que adquieren jugadores como Randolph, Gay y Mayo. Sin un suplente de confianza dado el bajo rendimiento de un cada vez más retirado Gilbert Arenas y unas decepcionantes actuaciones de Pargo y Shelby, dos rookies que no han conseguido ganarse minutos de calidad en un equipo a priori factible para cualquier base que quiera empezar jugando minutos importantes sin ningún ALL STAR por delante.

En el backcourt ha lucido una gran pareja como la que forman Rudy Gay y OJ Mayo, el primero jugando muy decentemente en equipo por sorpresa de muchos, Gay (19p-6,4r) ha mejorado todos los % de tiro ayudando mucho al rebote y mostrando una mejora en la selección de tiro importante si quiere que su futuro vaya ligado a la franquicia de Tennessee. El otro, OJ Mayo, ha demostrado una madurez y temple que es de agradecer vista la cantidad de semanas que ha sonado su nombre en múltiples opciones de traspaso, rumores llegados la temporada pasada, conviviendo con él todo el verano y lockout sin dejar mella en su rendimiento, muchos pensaran que su bajón anotador viene a raíz de estos rumores, pero para los que hayan visto jugar a estos Grizzlies sabrán que simplemente ha entendido a la perfección su rol, primera temporada como sexto hombre,  anotar cuando sea necesario y ayudar al equipo a mover el balón con cabeza (12,7p-2,8a)jugar con él, es jugar con dos bases.

La tarea de ser el suplente de este par de cracks no es fácil, pero cuando te llamas Tony Allen consigues que nadie dude de tu rendimiento.Conocido por su gran voracidad defensiva y capacidades atléticas impresionantes (9,8p-4r), ha visto mejorados sus minutos gracias a su gran nivel defensivo, robando casi dos balones por partido, y ayudando al rebote des del perímetro, aportando esa experiencia necesaria en un equipo donde ha podido contagiar esa energía y vitalidad que ya le caracterizó en los Celtics y que le ha costado más de una técnica. Sam Young no convencía, mucho talento, pero mucho egoísmo, se tiraba absolutamente todo lo que le llegaba, y el staff técnico decidió prescindir de sus partidos estelares alternados con actuaciones con unos porcentajes bajísimos, ¿consecuencia? Pondexter (4,2p-2r) sale a la palestra y aporta esas sorprendentes canastas que no aportan los demás, decente tirador, ha gozado de minutos una vez le han dado la oportunidad, y se ha dedicado a estar en su sitio y esperar, sin ego, sin prisa, y ha cuajado actuaciones muy aceptables.

Cuando juegas de pívot, y ves que los rivales son Marc Gasol y Zach Randolph, seguramente lo primero que piensas es “madre mía, la guerra que me espera hoy ahí dentro” y es que tanto Gasol como Z-Bo son un seguro de intimidación y dureza interior. Además de entenderse y llevarse a las mil maravillas, se complementan como pocas parejas interiores de la actual NBA.

Los dos están capacitados para tirar desde fuera, pero los dos disfrutan como niños pegándose en la pintura, ¿solución? Alternar posiciones, nunca les verás molestarse el uno al otro, un lujo para Hollins contar con dos pívots tan inteligentes, y es que no todo es músculo en esta liga, y por mucho que saltes, si el otro es más listo te fintará y te dejará al descubierto, y en ese campo, los pivots de Memphis se llevan la palma. Marc este año se ha consagrado como uno de los “centers” más regulares de la NBA, 15 puntos 9 rebotes por partido sumándole 3 asistencias y 2 tapones le convierten en un auténtico seguro. Randolph ha sufrido lo suyo, su rodilla no aguantó y aún así, sus  casi 12 puntos y 8 rebotes han ayudado a crear espacios y asegurar esa lucha en el rebote que sólo él puede aportar. Una lástima no haber podido contar con Randolph al 100%, porqué seguramente otro gallo cantaría si hubiera estado sano.

Y sin duda, una de las mejores inversiones de Wallace, el señor elegancia, Marreese Speights, nadie daba un duro por él, después de firmar muy buenos números en los Sixers, consiguiendo unos Grizzlies que se frotaron las manos desde el primer día. Un trabajador, luchador en la pintura, con buena mano y una capacidad para ver el baloncesto muy fácil que ha aportado esa calma cuándo los centers titulares están en el banquillo, (9p-6r) ha tenido minutos estelares, y aún así, ha aceptado a la perfección lo que le pedía Hollins, suplir a los titulares y que no se notara. Dante Cunningham, o el show del pabellón, en Memphis gritaban con los vuelos de Stromile Swift, pues con un look parecido pero con menos centímetros, este alero pívot bajito ha dado espectáculo a una grada feliz de verle matar el aro de la forma en que lo hace, sólo 5 puntos de media que no hacen justicia al trabajo que aporta, sus 4 rebotes han sido vitales en muchas fases de los partidos, dada su implicación defensiva, opuestamente al iraní Haddadi que sigue en la luna de Valencia, viviendo de sus movimientos en ataque y su buen porcentaje de tiros libres, situación que sabe forzar para acudir a la línea.

En resumen, un balance final de 38-28, afianzados en los playoff si mantienen el bloque darán que hablar, han encontrado en Hollins el sargento perfecto para una plantilla cada vez más seria y que se creen más su condición de “equipo de playoff”.

Por Eric Blanch (@ericblanch)

Publicado en Eric Blanch, Marc Gasol, Memphis Grizzlies, Mike Conley, NBA, Rudy Gay, Tony Allen, Zach Randolph | Deja un comentario